Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
12 julio 2017 3 12 /07 /julio /2017 06:36

En verano, suelo cocinar poco, en parte porque no estamos en casa y en parte porque con Polyanna nos pasamos los días juntas liadas y por la noche me da una pereza (¿o será cansancio del bueno?) terrible ponerme a cocinar, más todavía con las altas temperaturas que estamos teniendo este año.

 

Lo que si no puede faltar, son horas preparando mermeladas para alegrar los meses de invierno :o) Después de la mermelada de melocotón, jengibre y canela que compartí hace poco, hoy le toca a esta mermelada de albaricoques, romero y falsas almendras. El toque de romero con el albaricoque siempre es un gran acierto.

 

Por falsas almendras, me refiero a la “almendra” del propio albaricoque. Publiqué en los principios del blog (por allí el 2010...) una receta de mermelada de albaricoques con falsas almendras y desde entonces cada año una tanda lleva dichas almendras.

 

Es un sabor con recuerdos: cuando era niña, mi abuela solía poner estas almendras dentro de un nudillo para dar un saborcillo a la mermelada de albaricoque y me encantaba cuando por casualidad me encontraba una de estas almendras “escapada” en una tostada.

 

¿Habéis probado alguna vez estas almendras? ¿Sabéis que son la base de los amarettis italianos tradicionales? De un tiempo donde no se tiraba nada de nada.

 

Por si os sirve ya que estamos en plena temporada de cosechas de frutas maduras y sabrosísimas, os dejo el índice de mermeladas caseras del blog y todos mis trucos para conseguir mermeladas de 10.

 

¡Feliz miércoles!

 

Un día como hoy hace…

… 1 año: Pasta e Fagioli d’Estate (Ensalada de Pasta & Alubias italiana)

… 2 años: Mermelada de Fresas & Romero

… 4 años: La Tarta de Manzana de mi Mamá

… 5 años: Caponata Siciliana

… 6 años: Helado light de Chocolate con su Toque de Aceite de Oliva

… 7 años: Mini Albóndigas de Pollo con Menta & Jengibre

 

 

MERMELADA DE ALBARICOQUES, ROMERO Y FALSAS ALMENDRAS

Para unos 6/7 botes

 

1,850kg de albaricoques preparados

1,1g de azúcar para mermeladas

1 rama de romero hermosa

Unos 25 huesos de albaricoque

3 sobres de pectina para mermeladas

 

Empezamos triturando 400g de albaricoques para obtener un puré algo grueso. Mezclamos con los albaricoques cortados por la mitad si son muy grandes, el romero limpio y el azúcar. Dejamos que el azúcar se funda un par de horas y mezclamos 2 o 3 veces durante este tiempo. (Lo podemos preparar de un día para otro dejándolo en la nevera, tapado con un papel film).

Ahora vamos con lo pesado de la receta: con la ayuda de un cascanueces, rompemos los huesos de los albaricoques para recuperar la “almendra” que contienen. Hay que tener un poco de fuerza y mucha paciencia pero realmente vale la pena. Cuando terminemos, cubrimos las “almendras” con agua hirviendo y al cabo de unos 5 minutos los colamos. Así les quitamos la piel marrón sin ningún tipo de problema. Con la ayuda de un cuchillo, las picamos y reservamos.

Antes de empezar a cocer la mermelada, retiramos la rama de tomillo, le quitamos la parte central dura y picamos las hojas muy finitas para que luego se confiten en la mermelada.

Ya podemos verter en un caldero para mermeladas los albaricoques con el azúcar, el romero picado y las falsas almendras picadas. Ponemos a fuego vivo hasta que rompa a hervir.

Removemos constantemente para que la mermelada no se nos queme.

Dejamos cocer unos 7/8 minutos después del hervor y probamos el punto con la prueba del platito*. En este momento podemos añadir la pectina según las indicaciones del paquete si la vamos a usar.

Hervimos 2 minutos más y ya podemos verter la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados y los dejamos boca abajo.

Esperamos 48h antes de pasteurizar** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así duran varios años, ¡si no te las comes antes!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* La prueba del platito

Para saber más acerca de mermeladas y como conseguir que te salgan perfectas puedes pinchar aquí.

Ya sé que existen varios métodos serios para averiguar si la mermelada está lista o no. Pero a mí, la que más me gusta, es la que solía usar mi abuela: cuando se empieza a preparar la mermelada, se pone un platito en el congelador y cuando se quiera averiguar si la mermelada está en su punto, se vierten una o dos gotas de mermelada sobre el platito. Si se corren en el plato, hay que añadirle algún tiempo de cocción. Si se aguantan, esto significa que la mermelada está lista.

Pero nunca hay que olvidar que todas las frutas no “cuajan” de la misma manera, o sea que la mermelada de fresa nunca será naturalmente tan firme que la de plátano por ejemplo.

 

** Pasteurizar mermelada casera

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren meses (¡e incluso años!) a pesar de esto, siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido incluso me duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!).

 

Compartir este post

Repost 0
5 julio 2017 3 05 /07 /julio /2017 06:42
TEMPORADA DE MELOCOTONES: MERMELADA DE MELOCOTÓN, JENGIBRE Y CANELA

Sin duda alguna, los melocotones son mi fruta favorita. Me gustan de mil maneras y como suelen durar poco en el mercado, cada año procuro ir preparando mermeladas y conservas que nos permitan disfrutar con ellos a lo largo del año.

 

Nunca falta una tanda de mermelada de melocotón y azafrán y el toque de las especias me encanta, como en mi propuesta de hoy. El toque de canela y jengibre es toda una promesa de desayunos soleados en pleno noviembre :o)

Si buscáis inspiración para preparar mermeladas caseras, podéis pinchar aquí para ver mis propuestas de mermeladas caseras. Y si son los melocotones que os inspiran, os he preparado un recopilatorio de recetas con melocotones y nectarinas de los ricos.

¡Feliz miércoles a todos!

 

Un día como hoy hace…

… 1 año: Muffins integrales de Melocotón

… 2 años: Farfalle con Calamares, Judías Verdes & Pesto

… 4 años: La Tarta de Manzana de mi Mamá

… 5 años: Vacherin Helado de Vainilla & Ruibarbo con Jengibre

… 6 años: Tarta de Plátano, Mascarpone & Ron

… 7 años: Granola Crujiente de Miel & Nueces

 

 

MERMELADA DE MELOCOTÓN, JENGIBRE Y CANELA

Para unos 6 potes medianos

 

1,650 kg de melocotones, pelados y cortados en láminas finas

1 kg de azúcar para mermeladas

1CS* de canela molida

1cc* de jengibre en polvo

1cc* de jengibre fresco rallado

La piel rallada de un limón ecológico o sin tratar grande

2 sobres de pectina (opcional)

1 trocito de mantequilla para desespumar** (opcional)

 

Mezclamos las láminas de melocotón con el azúcar en un cuenco grande con la canela, los dos jengibres y la ralladura de limón.

Dejamos el azúcar fundirse (unas 3 o 4 horas según la temperatura ambiente o una noche completa en la nevera), mezclando unas cuantas veces hasta que se forme como un almíbar alrededor de la fruta.

Vertemos en un caldero para mermeladas y ponemos al fuego hasta que rompa a hervir la mermelada, mezclando constantemente para que no se pegue.

Dejamos cocer unos 7/10 minutos. Probamos si la mermelada está en su punto con la prueba del platito*. Os aconsejo probar en este punto para ajustar las cantidades de especias ya que cada marca es un mundo y las cantidades que hay que usar son muy variables. Siempre es mejor pecar de poco e ir añadiendo.

Si vamos a usarla, añadimos la pectina preparado según las indicaciones del fabricante. Y mantenemos la ebullición 2 minutos más.

Si hay espuma en el caldero, echamos el trocito de mantequilla** y vemos como la espuma va desapareciendo. Si todavía queda un poco de espuma, le echamos otro poquito de mantequilla. Dejamos hervir 1 minuto más y ¡lista!

Vertemos la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados y los dejamos boca abajo.

Esperamos por lo menos 48h antes de pasteurizar* la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así te durarán 2 o 3 años… ¡si no te las comes antes!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* Encontraréis muchos detalles sobre la prueba del platito y cómo pasteurizar mermelada casera en esta entrada. Si no soléis preparar mermeladas, seguro que descubrís alguna cosa y si estáis acostumbrados, ¡estoy segura que también!

** Leí el “truco de la mantequilla” para quitarle la espuma a las mermeladas en los consejos de los lectores o socios de alguna revista hace ya muchos años. Es increíble como la espuma desaparece en un par de minutos. Así nos ahorramos tiempo y esfuerzo y ¡podemos aprovechar más mermelada, un buen pote en nuestro caso! Vamos que vale la pena probarlo por lo menos una vez…

 

 

Compartir este post

Repost 0
14 junio 2017 3 14 /06 /junio /2017 06:59
OTRA IDEA DE MERMELADA CASERA: MERMELADA DE ALBARICOQUES Y PELADILLA

Dos veces al año suelo darle un buen repaso a la despensa para ir dando salida a algunos productos “rarillos” que he comprado en algún momento y que se quedaron en el olvido. O para ir utilizando aquellos cuya fecha de caducidad esté cercana.

 

La última vez salió de esta limpieza de primavera unas peladillas del bautizo de Polyanna… La probamos y al ver que de sabor estaban bien decidimos usarlas cuanto antes. Recordé haber visto en alguna revista una tarta que combinaba peladilla y albaricoque. Me gustaba la idea así que no lo dudé y con los albaricoques que tenía esperando para ser transformados en mermelada nació la mermelada de hoy. ¿Qué os parece?

 

¡Feliz miércoles a todos!

 

Un día como hoy hace…

… 1 año: Mermelada de Albaricoques & Agua de Azahar

… 2 años: Yogur de Ricotta, Tomates Secos & Albahaca

… 4 años: Tarta de Ruibarbo & Fresas con Crema de Almendras Frangipane

… 5 años: Cóctel de Zanahoria & Jengibre

… 6 años: Rollitos crujientes de Sardinillas

… 7 años: Nems Vietnamitas

OTRA IDEA DE MERMELADA CASERA: MERMELADA DE ALBARICOQUES Y PELADILLA

MERMELADA DE ALBARICOQUES Y PELADILLA

Para unos 6/7 botes

 

2kg de albaricoques preparados

1,220kg de azúcar para mermeladas

150g de peladilla (mitad rosas y mitad blancas)

Un poco de mantequilla para desespumar (opcional)

 

Empezamos triturando 400g de albaricoques para obtener un puré algo grueso. Mezclamos con los albaricoques cortados por la mitad si son muy grandes y el azúcar. Dejamos que el azúcar se funda un par de horas y mezclamos 2 o 3 veces durante este tiempo. (Lo podemos preparar de un día para otro dejándolo en la nevera, tapado con un papel film).

Picamos toscamente las peladillas del tamaño que nos apetezca. Reservamos.

Cuando estemos listos para preparar la mermelada, podemos verter en un caldero para mermeladas los albaricoques con el azúcar. Ponemos a fuego vivo hasta que rompa a hervir.

Removemos constantemente para que la mermelada no se nos queme.

Dejamos cocer unos 7/8 minutos después del hervor y probamos el punto con la prueba del platito*. En este momento podemos añadir las peladillas picadas y removemos. Hervimos 2 minutos más. Ojo veréis que en este momento la mermelada  espesará de golpe y se volverá opaca. Mezclamos bien para que no se pegue.

Si hay mucha espuma, podemos añadir un trocito pequeñito de mantequilla (como 5/10g) y mezclamos bien, y repetimos un par de veces hasta que no quede espuma. Hervimos un minuto y ya podemos verter la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados y los dejamos boca abajo.

Esperamos 48h antes de pasteurizar** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así duran varios años, ¡si no te las comes antes!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* La prueba del platito

Para saber más acerca de mermeladas y como conseguir que te salgan perfectas puedes pinchar aquí.

Ya sé que existen varios métodos serios para averiguar si la mermelada está lista o no. Pero a mí, la que más me gusta, es la que solía usar mi abuela: cuando se empieza a preparar la mermelada, se pone un platito en el congelador y cuando se quiera averiguar si la mermelada está en su punto, se vierten una o dos gotas de mermelada sobre el platito. Si se corren en el plato, hay que añadirle algún tiempo de cocción. Si se aguantan, esto significa que la mermelada está lista.

Pero nunca hay que olvidar que todas las frutas no “cuajan” de la misma manera, o sea que la mermelada de fresa nunca será naturalmente tan firme que la de plátano por ejemplo.

 

** Pasteurizar mermelada casera

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren meses (¡e incluso años!) a pesar de esto, siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido incluso me duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!).

***CS: Cuchara Sopera

Compartir este post

Repost 0
7 junio 2017 3 07 /06 /junio /2017 06:12
SEGUIMOS MERMELADEANDO COMO CADA PRIMAVERA: MERMELADA DE RUIBARBO Y JENGIBRE

O como bien dice mi marido, en casa nunca paramos de mermeladear :o)

El ruibarbo ha vuelto a asomarse en el mercado así que después de haber disfrutado de ricas compotas ha llegado el turno de la mermelada.

 

El toque del jengibre me encanta con el ruibarbo, por algo será que en el blog ya tengo un crumble de ruibarbo y jengibre y un helado de ruibarbo y jengibre para quitar el sentido.

 

Aquí vamos con la receta y si conseguís haceros con un manojo de ruibarbo, os dejo el enlace para el índice de recetas con ruibarbo.

 

¡Feliz miércoles!

 

Un día como hoy hace…

… 1 año: Granola Salado

… 2 años: Mermelada de Fresa & Ruibarbo

… 4 años: Mermelada de Fresas & Chuches Tagada

… 5 años: Tarta de Calabacín sin masa

… 6 años: Soufflé de Fresas con Sabor a Rosa

… 7 años: Charlota de Fresas ligera

SEGUIMOS MERMELADEANDO COMO CADA PRIMAVERA: MERMELADA DE RUIBARBO Y JENGIBRE

MERMELADA DE RUIBARBO Y JENGIBRE

Para unos 6/7 botes

 

1,850kg de ruibarbo preparado (sin las hojas, las bases y cortado en lonchas de 1 centímetro aproximadamente)

1,1kg de azúcar para mermelada

La piel rallada de un limón grande

2cc* rasas de jengibre fresco rallado

60g de jengibre confitado cortado en daditos pequeñitos

1 sobre de pectina para mermeladas (opcional)

Un poco de mantequilla para desespumar (opcional)

 

Mezclamos el ruibarbo con el azúcar, el jengibre y la ralladura de limón.

Dejamos que el azúcar se funda un par de horas y mezclamos 2 o 3 veces durante este tiempo. (Lo podemos preparar de un día para otro dejándolo en la nevera, tapado con un papel film).

Vertemos esta mezcla en un caldero para mermeladas y ponemos a fuego vivo hasta que rompa a hervir.

Removemos constantemente para que la mermelada no se nos queme.

Dejamos cocer unos 7/8 minutos después del hervor y probamos el punto con la prueba del platito**. Añadimos el jengibre confitado. En este momento podemos añadir la pectina según las indicaciones del paquete si la vamos a usar.

Hervimos 2 minutos más y si queda algo de espuma la sacamos con una cuchara o añadiendo un trocito de mantequilla hasta que ya no quede espuma.

Ya podemos envasar la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados. Los guardamos boca abajo hasta que se enfríen.

Esperamos 48h antes de pasteurizar*** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así duran varios años, ¡si no te las comes antes!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*cc: cucharita de café

** La prueba del platito

Para saber más acerca de mermeladas y como conseguir que te salgan perfectas puedes pinchar aquí.

Ya sé que existen varios métodos serios para averiguar si la mermelada está lista o no. Pero a mí, la que más me gusta, es la que solía usar mi abuela: cuando se empieza a preparar la mermelada, se pone un platito en el congelador y cuando se quiera averiguar si la mermelada está en su punto, se vierten una o dos gotas de mermelada sobre el platito. Si se corren en el plato, hay que añadirle algún tiempo de cocción. Si se aguantan, esto significa que la mermelada está lista.

Pero nunca hay que olvidar que todas las frutas no “cuajan” de la misma manera, o sea que la mermelada de fresa nunca será naturalmente tan firme que la de plátano por ejemplo.

 

*** Pasteurizar mermelada casera

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren meses (¡e incluso años!) a pesar de esto, siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido incluso me duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!).

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Palmira - en Mermeladas Fresa
Comenta este artículo
29 mayo 2017 1 29 /05 /mayo /2017 06:16
UNA MERMELADA SIEMPRE ES BIENVENIDA: MERMELADA DE FRESAS Y RON

No es ninguna sorpresa si os digo que en casa las mermeladas nos chiflan y las de fresas están entre las favoritas. Claro que la mermelada de fresas y vino tinto es increíble y la mermelada de fresas y limoncello una pasada… pero cada año alguna nueva combinación me pasa por la cabeza y me pongo manos a la obra. En el índice de mermeladas alguna que otra idea os puede inspirar :o)

 

La idea del año pasado fue combinar las fresas con el ron… y al decir de todos los que la han ido probando a lo largo del año ha sido un gran acierto.

 

Esta semana el tiempo aprieta tanto o más que el calor increíblemente anormal que estamos teniendo en París así que os dejo con la receta deseándoos una muy feliz semana.

 

Un día como hoy hace…

… 1 año: Bundt Cake de Manzana Caramelizada & Calvados con Chantilly de Caramelo Salado

… 2 años: “Patatas Fritas” de Polenta

… 4 años: Albóndigas de Pollo & Harina de Garbanzos

… 5 años: Yogur de Leche Condensada

… 6 años: Mermelada de Fresas & 3 Jengibres

… 7 años: Pancakes Americanos

UNA MERMELADA SIEMPRE ES BIENVENIDA: MERMELADA DE FRESAS Y RON

MERMELADA DE FRESAS Y RON

Para unos 5 botes

 

1,850kg de fresas preparadas

1,1kg de azúcar para mermeladas

100 ml de ron

2 vainas de vainilla

1 sobre de pectina (opcional)

 

Empezamos triturando 400g de fresas para obtener un puré algo grueso. Mezclamos con los fresones sobrantes cortados por la mitad si son muy grandes, las vainas de vainilla abiertas y rascadas y el azúcar. Dejamos que el azúcar se funda un par de horas y mezclamos 2 o 3 veces durante este tiempo. (Lo podemos preparar de un día para otro dejándolo en la nevera, tapado con un papel film).

Vertemos esta mezcla en un caldero para mermeladas y ponemos a fuego vivo hasta que rompa a hervir.

Removemos constantemente para que la mermelada no se nos queme.

Dejamos cocer unos 7/8 minutos después del hervor y probamos el punto con la prueba del platito*. En este momento podemos añadir la pectina según las indicaciones del paquete si la vamos a usar.

Hervimos 2 minutos más, añadimos el ron  y hervimos un minuto más. Si queda espuma desespumamos (yo suelo usar el truco de la mantequilla) y ya podemos verter la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados y los dejamos boca abajo.

Esperamos 48h antes de pasteurizar** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así duran varios años, ¡si no te las comes antes!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* La prueba del platito

Para saber más acerca de mermeladas y como conseguir que te salgan perfectas puedes pinchar aquí.

Ya sé que existen varios métodos serios para averiguar si la mermelada está lista o no. Pero a mí, la que más me gusta, es la que solía usar mi abuela: cuando se empieza a preparar la mermelada, se pone un platito en el congelador y cuando se quiera averiguar si la mermelada está en su punto, se vierten una o dos gotas de mermelada sobre el platito. Si se corren en el plato, hay que añadirle algún tiempo de cocción. Si se aguantan, esto significa que la mermelada está lista.

Pero nunca hay que olvidar que todas las frutas no “cuajan” de la misma manera, o sea que la mermelada de fresa nunca será naturalmente tan firme que la de plátano por ejemplo.

 

** Pasteurizar mermelada casera

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren meses (¡e incluso años!) a pesar de esto, siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido incluso me duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!).

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Palmira - en Mermeladas Fresa
Comenta este artículo

De temporada125

   

 

He creado este blog para compartir mis recetas favoritas, caseras, de temporada y en alguna ocasión veganas.

Toda la filosofía de este blog esta aquí.

comeconmigoelblogdepalmira@hotmail.com

 

¿Buscas una receta? ¿Un ingrediente?

¿Necesitas ayuda para traducir?

 

Participo en:

World Bread Day 2016 (October 16)

molde-mania-logo.jpg

He participado en:

Aquí

Basarticle