Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
13 marzo 2017 1 13 /03 /marzo /2017 07:33
VUELVEN LOS FRESONES EN EL MERCADO: MERMELADA DE FRESA, VAINILLA Y GEWURZTRAMINER

Parece mentira pero ya está oliendo a primavera y en las paradas del mercado los fresones están de vuelta :o) Claro que los primeros siempre caen tal cuales, de vuelta a casa!

 

Pero como las mermeladas de fresa están entre nuestras favoritas, nunca tardamos mucho en ponernos manos a la obra. La combinación de hoy es un clásico con vainilla y un vino dulce, el sabor de esta mermelada es increíble, muy aromático pero sin saber a vino, vamos que cuando abrimos el bote nunca dura muchos días, por no decir horas.

 

La semana viene densa, así que sin más os dejo con la receta y os deseo una feliz semana.

 

Un día como hoy hace…

… 1 año: Bunyols de Vent

… 2 años: Galletas de Lacasitos

… 3 años: Arroz dulce con Acelgas & Amaranto

… 4 años: Estrellitas de Limón

… 5 años: Membrillo asado con Miel & Romero

… 6 años: Calabacín salteado con almendras

… 7 años: Panecillos dulces de Limón (con masa madre)

VUELVEN LOS FRESONES EN EL MERCADO: MERMELADA DE FRESA, VAINILLA Y GEWURZTRAMINER

MERMELADA DE FRESA, VAINILLA Y GEWURZTRAMINER

Para unos 7/8 botes

 

1,850kg de fresas preparadas (aproximadamente 2 kilos)

1,1kg de azúcar para mermelada

350 ml + 200ml de vino dulce tipo Gewurztraminer

1 vaina de vainilla grande o 2 medianas

3 sobres de pectina para mermeladas

 

Empezamos triturando 400g de fresas para obtener un puré algo grueso. Mezclamos con los fresones sobrantes cortados por la mitad si son muy grandes, el azúcar y 350ml de vino dulce.

Dejamos que el azúcar se funda un par de horas y mezclamos 2 o 3 veces durante este tiempo. (Lo podemos preparar de un día para otro dejándolo en la nevera, tapado con un papel film).

Vertemos esta mezcla en un caldero para mermeladas y ponemos a fuego vivo hasta que rompa a hervir.

Removemos constantemente para que la mermelada no se nos queme.

Dejamos cocer unos 7/8 minutos después del hervor y probamos el punto con la prueba del platito*. En este momento podemos añadir la pectina según las indicaciones del paquete si la vamos a usar.

Hervimos 2 minutos más y añadimos los 200ml de vino dulce que teníamos reservado. Damos otro hervor y podemos verter la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados y los dejamos boca abajo.

Esperamos 48h antes de pasteurizar** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así duran varios años, ¡si no te las comes antes!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* La prueba del platito

Para saber más acerca de mermeladas y como conseguir que te salgan perfectas puedes pinchar aquí.

Ya sé que existen varios métodos serios para averiguar si la mermelada está lista o no. Pero a mí, la que más me gusta, es la que solía usar mi abuela: cuando se empieza a preparar la mermelada, se pone un platito en el congelador y cuando se quiera averiguar si la mermelada está en su punto, se vierten una o dos gotas de mermelada sobre el platito. Si se corren en el plato, hay que añadirle algún tiempo de cocción. Si se aguantan, esto significa que la mermelada está lista.

Pero nunca hay que olvidar que todas las frutas no “cuajan” de la misma manera, o sea que la mermelada de fresa nunca será naturalmente tan firme que la de plátano por ejemplo.

 

** Pasteurizar mermelada casera

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren meses (¡e incluso años!) a pesar de esto, siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido incluso me duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!).

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Palmira - en Mermeladas Fresa
Comenta este artículo
28 octubre 2016 5 28 /10 /octubre /2016 07:05
¡FELIZ FIN DE SEMANA DE TODOS SANTOS!: MERMELADA DE MEMBRILLO, PERAS Y ESPECIAS

Hoy tenía pensado publicar una receta con boniatos para celebrar esta fecha señalada… Pero es lo que tienen los días de vacaciones con Polyanna, que el tiempo no me da más de sí. Pronto veréis la receta que tenía pensada pero hoy toca mermelada casera con deliciosos matices otoñales.

 

Membrillo, pera, canela, cardamomo, ya casi casi puedo oler la Navidad :O) Es una mermelada muy rica que nos encanta en las tostadas pero que también quedaría rica con carnes blancas a la plancha o con queso… ¡Deliciosa!

¡FELIZ FIN DE SEMANA DE TODOS SANTOS!: MERMELADA DE MEMBRILLO, PERAS Y ESPECIAS

 

Y si sois de tradiciones, no olvidéis preparar una bandeja de Panellets caseros, muchísimos más ricos que los comprados, ni de asar boniatos o para cambiar un poco de transformarlos en “boniato-patatas” fritas o porqué no, ¿en crema especiada?

   

¡Feliz fin de semana a todos!

¡FELIZ FIN DE SEMANA DE TODOS SANTOS!: MERMELADA DE MEMBRILLO, PERAS Y ESPECIAS

MERMELADA DE MEMBRILLO, PERAS Y ESPECIAS

Para 4/5 potes

 

800g de membrillo limpio y cortado en láminas finas (yo suelo guardar la piel pero quitar semillas y corazón duro)

800g de peras preparadas (sin piel ni semillas) y cortadas en láminas finas

1kg de azúcar para mermeladas

5 vainas de cardamomo abiertas

1 vaina de vainilla grande rascada y abierta por la mitad

2 palos de canela

1 zumo de limón

 

Día 1

En un bol grande juntamos el membrillo y las peras rociados con el zumo de limón y alternados con el azúcar.

Dejamos que vayan soltando sus jugos unas 2 horas mezclando de vez en cuando hasta que se forme un almíbar entorno a la fruta.

Al cabo de este tiempo, vertemos la fruta en el caldero para mermeladas y dejamos que se caliente hasta que empiece a hervir. Bajamos el fuego y dejamos cocer 5 minutos.

Pasamos en un bol grande, añadimos las especias, mezclamos y tapamos con papel film. Una vez a temperatura ambiente, reservamos en la nevera una noche.

 

Día 2

El día siguiente, vertemos de nuevo en el caldero para mermeladas y cuando rompa a hervir, bajamos el fuego y dejamos cocer unos 15 minutos, hasta que la fruta esté bien tierna. Cuando así sea, hacemos la prueba del platito*. Si la mermelada está en su punto, vertemos la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados y los dejamos boca abajo.

Esperamos por lo menos 48h antes de pasteurizar** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así duran varios años, ¡si no te las comes antes!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* La prueba del platito

Para saber más acerca de mermeladas y como conseguir que te salgan perfectas puedes pinchar aquí.

Ya sé que existen varios métodos serios para averiguar si la mermelada está lista o no. Pero a mí, la que más me gusta, es la que solía usar mi abuela: cuando se empieza a preparar la mermelada, se pone un platito en el congelador y cuando se quiera averiguar si la mermelada está en su punto, se vierten una o dos gotas de mermelada sobre el platito. Si se corren en el plato, hay que añadirle algún tiempo de cocción. Si se aguantan, esto significa que la mermelada está lista.

Pero nunca hay que olvidar que todas las frutas no “cuajan” de la misma manera, o sea que la mermelada de fresa nunca será naturalmente tan firme que la de plátano por ejemplo.

 

** Pasteurizar mermelada casera

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren meses (¡e incluso años!) a pesar de esto, siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido incluso me duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!).

 

 

Compartir este post

Repost 0
26 septiembre 2016 1 26 /09 /septiembre /2016 07:00
CUMPLIENDO 7 AÑOS DE BLOG CON UN SORTEO DE MERMELADAS: MERMELADA DE MIRABELLES, LICOR DE MIRABELLES Y PIÑONES TOSTADOS

El tiempo vuela, y cada año me parece que lo hace con más velocidad… Me parece ayer cuando el blog cumplió 6 años y todavía recuerdo mejor el día en el que publiqué mi primera receta… ¡Qué nervios aquel día!

 

El blog forma parte de la familia, nació antes de Polyanna y me divierte cuando jugando le saca fotos a sus “pasteles” en su cocinita antes de traerlos en la mesa. O cuando ella también hace su sesión de fotos con alguna receta mía.

CUMPLIENDO 7 AÑOS DE BLOG CON UN SORTEO DE MERMELADAS: MERMELADA DE MIRABELLES, LICOR DE MIRABELLES Y PIÑONES TOSTADOS
CUMPLIENDO 7 AÑOS DE BLOG CON UN SORTEO DE MERMELADAS: MERMELADA DE MIRABELLES, LICOR DE MIRABELLES Y PIÑONES TOSTADOS
CUMPLIENDO 7 AÑOS DE BLOG CON UN SORTEO DE MERMELADAS: MERMELADA DE MIRABELLES, LICOR DE MIRABELLES Y PIÑONES TOSTADOS

No me voy a poner más sentimental pero quiero darles las gracias a mis catadores habituales, a los más excepcionales y daros las gracias a tod@s, fieles lectores, silenciosos, con preguntas,… Gracias por estar aquí y haber transformado esta cocina virtual en un punto fijo cuando todo tambalea en la vida real.

 

Como en los pasados cumpleblogs, os propongo un sorteo de 2 mermeladas caseras a escoger entre las muchas que vamos preparando cada año.

 

A quien resulte ganador, se le mandará una lista con los últimos inventos de la “Señorita de las Mermeladas” como me llaman en el mercado :o) Pero ya os puedo adelantar que no faltará la mermelada de melocotones y azafrán, ni la de fresas y vino dulce, ni la de albaricoque y peladilla…

 

El sorteo empieza hoy y finalizará el martes 4 de octubre a las 00.00. El sorteo se hará según el método tradicional de la mano inocente de Polyanna. Eso sí, la señorita crece y creo que este año será ella quien prepare las papeletas :o) Para participar basta con dejar un comentario con vuestros datos en esta entrada y nada más.

 

Gracias por estar aquí y deseando cumplir con vosotros muuuuuchos más años :o)

 

¡Feliz semana a todos, os dejo, como no con una receta de mermelada!

 

CUMPLIENDO 7 AÑOS DE BLOG CON UN SORTEO DE MERMELADAS: MERMELADA DE MIRABELLES, LICOR DE MIRABELLES Y PIÑONES TOSTADOS

MERMELADA DE MIRABELLES, LICOR DE MIRABELLES

Y PIÑONES TOSTADOS

Para 8 botes medianos

 

2,1kg de mirabelles (o de prunas claudias en su defecto) limpias y sin hueso

1,1 kg de azúcar para mermeladas

100ml de licor de mirabelles

100g de piñones

1 sobre de pectina (opcional)

1 trocito de mantequilla para desespumar (opcional)

 

Mezclamos las mirabelles con el azúcar en un cuenco grande.

Dejamos el azúcar fundirse (unas 3 o 4 horas según la temperatura ambiente o una noche completa en la nevera), mezclando unas cuantas veces hasta que se forme como un almíbar alrededor de la fruta.

Tostamos los piñones en una sartén caliente mezclando para que no se quemen y cuando estén tostados los reservamos sobre un plato para que se enfríen.

Vertemos en un caldero para mermeladas y ponemos al fuego hasta que rompa a hervir la mermelada, mezclando constantemente para que no se pegue.

Dejamos cocer unos 7 minutos cuando hierve y probamos si la mermelada está en su punto con la prueba del platito*.

Si es necesario, le añadimos los sobres de gelificante preparados según las indicaciones del fabricante. Y mantenemos la ebullición 2 minutos más.

Entonces añadimos los piñones tostados y el licor de mirabelles y damos un hervir (apenas un minuto).

Echamos el trocito de mantequilla** y vemos como la espuma va desapareciendo. Si todavía queda un poco de espuma, le echamos otro poquito de mantequilla. Dejamos hervir 1 minuto más y ¡lista!

Vertemos la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados y los dejamos boca abajo.

Esperamos por lo menos 48h antes de pasteurizar* la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así te durarán 2 o 3 años… ¡si no te las comes antes!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* Encontraréis muchos detalles sobre la prueba del platito y cómo pasteurizar mermelada casera en esta entrada. Si no soléis preparar mermeladas, seguro que descubrís alguna cosa y si estáis acostumbrados, ¡estoy segura que también!

** Leí el “truco de la mantequilla” para quitarle la espuma a las mermeladas en los consejos de los lectores o socios de alguna revista. Lo probamos con esta mermelada y es increíble como la espuma desaparece en un par de minutos. Así nos ahorramos tiempo y esfuerzo y ¡podemos aprovechar más mermelada, un buen pote en nuestro caso! Vamos que vale la pena probarlo por lo menos una vez…

Compartir este post

Repost 0
5 septiembre 2016 1 05 /09 /septiembre /2016 09:49
¡FIN DE LAS VACACIONES Y VUELTA A LA RUTINA!: MERMELADA DE MELOCOTÓN Y VINO DULCE

¿Qué tal estáis todos después de esta pausa veraniega? Estoy segura que muchos habréis repuesto fuerzas y energías para empezar el curso con las pilas cargadas y miles de ideas nuevas :o)

 

Para nosotros ha sido un verano fantástico. Claro que no ha faltado una merienda sobre un velero…

…ni unas fresas con IGP de Bretaña,

…Bretaña con su agua tonificante (16º),

Sus porcelanas personalizadas,

Y sus deportes extreeeemos.

Claro que tampoco hay que olvidar mencionar la piscina con los primos con vistas al Cadí:

… ni las excursiones para ver los lagos (Tristaina en la foto)

… ni las clases de pesca nieta/avi (me los como los 2…¡y las truchas!)

… ni las visitas turísticas

… porque mi país sigue siendo el más bonito y el país más seguro del mundo segundo el FBI después del Vaticano. Lo que cuando vives en París el resto del año se nota y aprecia :o)

Y obviamente, comida no podía faltar con  paella en el monte, con mi tía y mi primo al mando de la operación paella de marisco.

Ni la colecta de patatas, huevos y tomates en el huerto de mis otras tías :o)

 

Vamos, resumiendo, hemos tenido nuestra dosis de luz, de montaña, de familia y de cariño, y como no, ¡de princesita!

Que por cierto ha vuelto puntual al cole el pasado jueves, día 1 de setiembre. Será un año intenso para ella, no tengo dudas, ya que este año toca aprender a leer… ¡qué nervios! (los nuestros, no los suyos).

Y para inaugurar esta nueva temporada de recetas, he optado por una receta de mermelada que como sabéis para mi me sirve de inyección de sol cuando falta sol de verdad :o) Las de melocotones tienen mi favor y la versión de hoy con vino dulce seguro que os enamorará si la probáis… No tiene complicaciones pero si necesita sus tiempos de reposo para liberar todos los aromas del vino. Pero claro que si el vino dulce no os inspira, seguro que alguna mermelada del índice de mermeladas caseras os hará la boca agua.

 

¡Feliz vuelta a la rutina!

¡FIN DE LAS VACACIONES Y VUELTA A LA RUTINA!: MERMELADA DE MELOCOTÓN Y VINO DULCE

MERMELADA DE MELOCOTÓN Y VINO DULCE

Para unos 6 potes medianos

 

1,950 kg de melocotones, pelados y cortados en láminas finas

1,150 kg de azúcar para mermeladas

300ml de vino dulce Muscat

2 sobres de pectina (opcional)

1 trocito de mantequilla para desespumar** (opcional)

 

Día 1

Mezclamos las láminas de melocotón con el azúcar en un cuenco grande.

Dejamos el azúcar fundirse (unas 3 o 4 horas según la temperatura ambiente o una noche completa en la nevera), mezclando unas cuantas veces hasta que se forme como un almíbar alrededor de la fruta.

Cuando esté, pasamos la mezcla en un caldero y calentamos a fuego medio alto hasta que empiece a hervir suavemente. Añadimos el vino dulce Muscat y damos un hervor. Paramos el fuego y pasamos la mezcla en un cuenco grande. Tapamos con papel film y dejamos reposar unas 12 horas o una noche.

 

Día 2

Al día siguiente, volvemos a verter la mezcla en un caldero para mermeladas y ponemos al fuego hasta que rompa a hervir la mermelada, mezclando constantemente para que no se pegue.

Dejamos cocer unos 7/10 minutos. Probamos si la mermelada está en su punto con la prueba del platito*.

Si es necesario, le añadimos la pectina preparado según las indicaciones del fabricante. Y mantenemos la ebullición 2 minutos más.

Echamos el trocito de mantequilla** y vemos como la espuma va desapareciendo. Si todavía queda un poco de espuma, le echamos otro poquito de mantequilla. Dejamos hervir 1 minuto más y ¡lista!

Vertemos la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados y los dejamos boca abajo.

Esperamos hasta el día siguiente por lo menos antes de pasteurizar* la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así te durarán 2 o 3 años… ¡si no te las comes antes!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* Encontraréis muchos detalles sobre la prueba del platito y cómo pasteurizar mermelada casera en esta entrada. Si no soléis preparar mermeladas, seguro que descubrís alguna cosa y si estáis acostumbrados, ¡estoy segura que también!

** Leí el “truco de la mantequilla” para quitarle la espuma a las mermeladas en los consejos de los lectores o socios de alguna revista hace ya muchos años. Es increíble como la espuma desaparece en un par de minutos. Así nos ahorramos tiempo y esfuerzo y ¡podemos aprovechar más mermelada, un buen pote en nuestro caso! Vamos que vale la pena probarlo por lo menos una vez…

Compartir este post

Repost 0
13 junio 2016 1 13 /06 /junio /2016 06:52
SEGUIMOS CON LAS MERMELADAS DE PRIMAVERA: MERMELADA DE ALBARICOQUES Y FLOR DE AZAHAR

Después de haber envasado unos cuantos botes de mermelada de fresa y vino tinto y unos cuantos más de mermelada de fresas y limoncello, ahora que no encontramos fresas a buen precio, llega el turno de ir conservando el exquisito sabor de los albaricoques.

 

Como cada año, no puede faltar una mermelada de albaricoque con sus propias almendras. Pero este año, hemos repetido la mermelada que más nos gustó de las pruebas del año pasado: la mermelada de albaricoque y flor de azahar… Divina combinación…

 

Incluso os puedo decir que el marido de una amiga, cuando le regalé a su mujer un bote, la escondió detrás de la fruta para que sus hijos no la vean y ¡guardársela para él solito!

 

La receta no tiene misterio, lo más importante es añadir la flor de azahar en el último momento para que no pierda su aroma tan peculiar y dosificarla con moderación aunque cueste dar cantidades exactas porque dependiendo de las marcas, la concentración no tiene nada que ver.

Os dejo con la receta y muuuchas más recetas de mermeladas caseras, no sin desearos antes una ¡feliz semana!

SEGUIMOS CON LAS MERMELADAS DE PRIMAVERA: MERMELADA DE ALBARICOQUES Y FLOR DE AZAHAR

MERMELADA DE ALBARICOQUES Y FLOR DE AZAHAR

Para unos 7 botes

 

1,475kg de albaricoques preparados

900g de azúcar para mermeladas

30ml de flor de azahar (2cucharadas soperas pero dependerá de la que tengáis en casa así que lo mejor será probar e ir añadiendo)

2 sobres de pectina para mermeladas (opcional)

Un trocito de mantequilla para desespumar (opcional)

 

Empezamos triturando 400g de albaricoques para obtener un puré algo grueso. Mezclamos con los albaricoques cortados por la mitad si son muy grandes y el azúcar. Dejamos que el azúcar se funda un par de horas y mezclamos 2 o 3 veces durante este tiempo. (Lo podemos preparar de un día para otro dejándolo en la nevera, tapado con un papel film).

Vertemos esta mezcla en un caldero para mermeladas y ponemos a fuego vivo hasta que rompa a hervir.

Removemos constantemente para que la mermelada no se nos queme.

Dejamos cocer unos 7/8 minutos después del hervor y probamos el punto con la prueba del platito*. En este momento podemos añadir la pectina según las indicaciones del paquete si la vamos a usar.

Hervimos 2 minutos más y quitamos la espuma que se haya podido formar. Yo suelo echarle un trocito de mantequilla del tamaño de una avellana e ir añadiendo trocitos idénticos un par de veces hasta que como por magia desaparezca la espuma ¡sin perder un gramo de mermelada!

Terminamos añadiendo la flor de azahar. Hervimos un minuto y ya podremos verter la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados y los dejamos boca abajo.

Esperamos 48h antes de pasteurizar** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así duran varios años, ¡si no te las comes antes!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* La prueba del platito

Para saber más acerca de mermeladas y como conseguir que te salgan perfectas puedes pinchar aquí.

Ya sé que existen varios métodos serios para averiguar si la mermelada está lista o no. Pero a mí, la que más me gusta, es la que solía usar mi abuela: cuando se empieza a preparar la mermelada, se pone un platito en el congelador y cuando se quiera averiguar si la mermelada está en su punto, se vierten una o dos gotas de mermelada sobre el platito. Si se corren en el plato, hay que añadirle algún tiempo de cocción. Si se aguantan, esto significa que la mermelada está lista.

Pero nunca hay que olvidar que todas las frutas no “cuajan” de la misma manera, o sea que la mermelada de fresa nunca será naturalmente tan firme que la de plátano por ejemplo.

 

** Pasteurizar mermelada casera

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren años a pesar de llevar menos azúcar, siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido incluso me duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!). Podéis ver el paso a paso pinchando aquí.

Compartir este post

Repost 0

De temporada125

  

 

He creado este blog para compartir mis recetas favoritas, caseras, de temporada y en alguna ocasión veganas.

Toda la filosofía de este blog esta aquí.

comeconmigoelblogdepalmira@hotmail.com

 

¿Buscas una receta? ¿Un ingrediente?

¿Necesitas ayuda para traducir?

 

Participo en:

World Bread Day 2016 (October 16)

molde-mania-logo.jpg

He participado en:

Aquí

Basarticle