Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
9 noviembre 2011 3 09 /11 /noviembre /2011 08:54

Polvorones (3)

La receta de hoy toca porqué mañana voy a comer con mi tía y llevo meses prometiéndole “si, seguro, esta semana subo la receta de los polvorones que os regalé por Navidades”. Así que esta vez, ya podré contestar: “Increíble, ¡si la subí ayer mismo en el blog!”.

 

Las tiendas y las calles ya no están recordando que dentro de nada entraremos en época navideña, así para que los que se quieran ir entrenando para preparar unos polvorones perfectos para estas navidades, vale la pena empezar ahora a practicar ;o)

 Polvorones (3) - copia

Antes de ser la adicta de las cosas “hechas en casa” que conocéis, ni me imaginaba que se podían preparar polvorones caseros (ni mermeladas, ni panellets, ni roscones de Reyes, ni yogures, ni panes…). Es el bocado dulce favorito de mi hermano, y lo que le conocen saben que él no es mucho de dulce (bueno, y de salado tampoco mucho).

 

Hará unos 4 años, decidí ir investigando y buscar por internet y probé varias recetas, hasta quedarme con la receta de Maria José de Pasen y Degusten, con algunas modificaciones mínimas para adaptarlas a nuestro gusto. Ya que te los estás preparando tú, es para que salgan como más te gustan ;o) Así que nada de anís para nosotros y algo más de canela.

 Polvorones (11)

He ido sacando unas cuantas fotos, con las etapas que más me costaron, es cuestión de ir practicando un par de veces hasta pillarle el punto, y después ni te das cuenta por lo fácil que es prepararlos. Para darles forma, he usado mi técnica para cortar galletas de mantequilla, como ya lo expliqué en la receta de los speculoos, me parece más sencilla que la convencional, y me da mejores resultados. Si siempre os liáis al cortar galletas, vale la pena experimentarla una vez por lo menos ;o)

 

Lo bueno que tiene esta receta, es que se puede ir preparando poquito a poco, no necesitas estar pendiente de ella de manera continua. Puedes tostar la harina un día, al siguiente por la mañana preparar la masa, cortar por la tarde y hornear por la noche… Es una receta muy flexible, perfecta para los que tenemos muchos momentos libros ¡que no duran mucho!

 ppp polvorones

Podéis estar seguros que en casa no volverán a entrar polvorones comprados, basta con ver la ilusión de Polyanna probando la primera tanda de polvorones del año 2011 y mirando ya donde teníamos guardados los otros ;o)

 

No dudéis, ¡animaros a prepararlos! El precio bastante más barato, y el sabor, infinitamente mejor. 

 

Y claro, esta receta se le dedico a mi tieta Júlia ;o)

 Polvorones (5)

POLVORONES CASEROS

Para unas 20 unidades dependiendo del tamaño

 

320g de harina blanca

1cc* de levadura Royal

40g de almendra cruda molida

70g de azúcar glas* +  azúcar glas para el acabado

120g de manteca de cerdo ibérico

½ cc** de canela

1 pizquita de sal

 

Calentamos el horno a 130º.

Empezamos tostando la harina con la almendra molida. Mezclamos la harina, con la levadura y la almendra molida.

Tamizamos con cuidado y colocamos esta mezcla sobre la bandeja del horno previamente cubierta con una hoja de papel vegetal:

paso a paso polvorones (1)

Horneamos durante 30 minutos, removiendo cada 10 minutos para que la harina de vaya tostando de manera uniforme y sin amargarse.

Dejamos que se enfríe antes de usarla, a la izquierda harina tostada, y a la derecha harina normal:

paso a paso polvorones (27)

De esta mezcla usaremos sólo 320g***.

 

En un recipiente grande, formamos un volcán con la harina tostada, y en su centro metemos el azúcar, la canela, la pizquita de sal…

 paso a paso polvorones (3)

… y la manteca de cerdo cortada en trocitos:

 paso a paso polvorones (5)

Vamos mezclando para obtener una textura arenosa:

paso a paso polvorones (9)

...y que toda la harina esté bien empapada con manteca de cerdo:

paso a paso polvorones (19) 

Ahora ya podemos amasar ligeramente para obtener una bola de masa:

paso a paso polvorones (21)

La colocamos entre 2 hojas de papel de plástico y la aplastamos ligeramente con la mano y acabamos dándoles suavemente con un rodillo, dejando un grosor de 1 centímetro (no se suben durante el horneado, por lo cual el resultado final será idéntico) aproximadamente. Acabamos de envolver en el papel de plástico y lo dejamos reposar en la nevera una horita:

 paso a paso polvorones (24)

Colocamos una hoja de teflón o de papel vegetal en la bandeja del horno. Quitamos el envoltorio de papel de plástico y con un vasito vamos recortando los polvorones y los vamos colocando en la bandeja del horno.

 

Para poder usar la casi totalidad de la masa, a medida vamos recortando polvorones, vamos juntando los trocitos de masa sobrantes y con los dedos procuramos unirlas, y con la ayuda del rodillo las alisamos.

Dejamos en reposo por lo menos 1 hora, o más si tenemos más tiempo por delante.

 

Cuando estemos listos para hornear, calentamos el horno a 200º, con calor sólo por la parte alta (como para gratinar). Horneamos en la parte media/alta del horno (en nuestro horno hay 4 posiciones, yo coloco la bandeja en la 3 empezando por abajo) durante 10/12 minutos. A partir de los 10 minutos, vamos vigilando que vayan tomando colorcito pero sin quemarse, pueden tardar un poco más dependiendo del horno que uséis. Pero el olorcillo os ayudará a saber en qué momento están listos.

 

Sacamos la bandeja del horno y dejamos que se enfríen. En el momento de servir, espolvoreamos con azúcar glas y ¡listos para servir!

 

Con un buen té, son para mi uno de los mejores bocados, ya sea en navidades, en Semana santa o en pleno verano.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*Se puede usar más azúcar si os gustan más dulces, pero ya que se espolvorean con azúcar glas, me pareció más que suficiente. Esto, al gusto de cada uno.

**cc: cucharita de café

*** Al usar sólo 320g, os quedará una pequeña cantidad de harina tostada, variable según la calidad de los ingredientes y del horno. Una opción si no queremos tirar nada es hacer una regla de tres: pesamos cuanta mezcla tenemos y adaptamos proporcionalmente las cantidades de los otros ingredientes. Otra opción es usarla mezclada con harina normal para otras galletas o un bizcocho.

Assiettebis.png

Compartir este post

Repost 0
Published by Palmira - en Postres
Comenta este artículo
3 noviembre 2011 4 03 /11 /noviembre /2011 08:36

Dulce de Membrillo (9)

Este año, no sé si es por el calor pero me parece que los membrillos han tardado mucho en llegar en los mercados. Hace 10 días, por fin vi los primeros en el mercado de los productores y claro, no me pude resistir, compré unos cuantos.

 

En casa, cada año, pasamos un par de meses comiendo casi a diario compota de manzana y membrillo templadita con vainilla. También solemos preparar mermelada de membrillo y vainilla para poder gozar de su increíble sabor a lo largo del año y tampoco puede faltar membrillo con carne.

 

El año pasado, recibí varios correos electrónicos preguntándome si conocía alguna receta “light” de dulce de membrillo, así que hice varias cositas y obtuve muy buenos resultados con una receta, pero… pasó la temporada y me quedé con la receta en mi libretita. Este año volví a repetir y es la receta que os traigo hoy, un dulce de membrillo sin azúcar, endulzado con sirope de agave y “cuajado” con agar agar.

 

No suelo ser una fan absoluta del agar agar porque siempre me cuesta encontrar el punto de textura entre una textura suficientemente gelificada pero sin llegar a ser chiclosa. En este caso, el resultado fue el que buscaba.

 

De sabor y de textura es muy parecido al tradicional dulce de membrillo que se suele preparar con une cantidad equivalente de membrillo y de azúcar. La diferencia principal es la conservación. En el caso de esta versión ligera, la conservamos unas 6 semanas en la nevera, o sea bastante menos que con la versión tradicional que suele durar en casa unos 3 meses (tal vez más pero nunca nos llega ;o)).

 

Para todos los que no podáis comer azúcares por motivos diversos, os animo a probar esta versión, que permite combinar placer y razón con mucho sabor.

Dulce de Membrillo (1) 

FALSO DULCE DE MEMBRILLO

(SIN AZÚCAR, CON AGAR AGAR)

Para 2 bandejas del  mismo tamaño que las tabletas de turrón

 

2 membrillos grandes

125ml de agua filtrada

185g de sirope de agave (o un endulzante que nos guste más)

1 vaina de vainilla

2g de agar agar

 

Pasamos los membrillos por agua, para quitarles toda la pelusa.

Lo cortamos en cuartos y les quitamos el corazón y las pepitas, en casa solemos conservar la piel.

Cortamos en trozos y lo ponemos en un cazo grande con el agua y la vaina de vainilla partida por la mitad de la cual habremos quitado las pepitas.

Mezclamos bien, tapamos y dejamos cocer a fuego medio hasta que el membrillo esté muy tierno y que no quede líquido.

Lo pasamos por la batidora para obtener un puré liso y pesamos 570g de este puré (si nos sobra, lo reservamos y lo comemos como compota de postre o para acompañar un asado de cerdo.  Es importante respetar los pesos porque el agar agar es muy pesado si no se respetan las cantidades y el resultado puede ser desagradable en boca).

Mezclamos el agar agar con un poco del puré de membrillo, y después mezclamos con toda la cantidad de puré de membrillo.

Lo pasamos al fuego y mezclamos con cuidado para que no se pegue unos 2 minutos después de que empiece a hervir (este tiempo puede alargarse un pelín según la marca de agar agar que se usa).

Añadimos el sirope de agave (o cualquier otra endulzante según nuestro gusto) y mezclamos bien.

Vertemos en dos moldes alargados previamente forrados con papel vegetal y dejamos que se enfríe totalmente antes de tapar y reservar en la nevera.

 

Y ahora a comerlo como más os guste, con una buena ensalada de rúcula o con un mató.

 

Bon profit!

Assiettebis.png

Compartir este post

Repost 0
Published by Palmira - en Postres
Comenta este artículo
24 octubre 2011 1 24 /10 /octubre /2011 08:22

Arroz con leche de Speculoos (2)

La primera cosa que me hace ilusión cuando el cielo está nublado y las temperaturas sufren una caída espectacular son galletas o bizcochos con especias navideñas como clavo de olor, canela, algo de jengibre…

 

Y claro, las primeras galletas que horneé este otoño eran unos Speculoos, por el placer de llenar la casa de su aroma mientras se hornean, además de devolverle el apetito a Polyanna después de unos dientes crueles ;o(

 Arroz con leche de Speculoos (3)

Cuando la cajita que contenía la primera tanda de galletas estaba casi vacía, tuvimos un accidente: una ladronzuela quería más galletas, la mamá decía que no, intentó agarrar la caja y… ¡al suelo! Por lo cual nos quedaron migas de speculoos.

 

Como no quería tirarlas pero que así me sabía mal ofrecerlos a mis suegros junto al café, me decanté por preparar un arroz con leche preparado con arroz para risotto y aromatizado con trocitos de estas mismas galletas.

 

El resultado nos encantó, sabroso y especiado, nada empalagoso, además de muy rico por el contraste de texturas y de sabores. Una buena manera de reciclar, como para el banana bread.

 

Existen muchas maneras de cocer arroz con leche, la clásica en una cazuela (a mi marido se le da genial y cuando estoy pachuchilla me prepara el mejor arroz con leche del mundo con vainilla y haba tonka), la versión al horno, la versión al baño maría (la he usado en la receta del helado de arroz con leche). Esta vez me he decantado por la versión “risotto” que me gustó por ser más corta (en unos 20/25 minutos está listo y no se me ha pegado nada en el fondo de la cazuela) y más sencilla de preparar como ya lo había hecho para el arroz con naranja de Pakus.


 arròs amb llet

Con esta receta participo en el reto de este mes de Memòries d’una cuinera, cuyo tema es el arroz con leche.

 Arroz con leche de Speculoos (1)

ARROZ CON LECHE DE SPECULOOS*

para 4 personas

 

80g de arroz carnaroli (para risotto)

½ l de leche desnatada + 1 tacita de café de leche desnatada

½ vaina de vainilla

4 Speculoos (claro que si son caseros mejor) + 2 para decorar

1 pizca de sal

30g de azúcar moreno

 

Calentamos la leche con el azúcar moreno y la vaina de vainilla cortada por la mitad y con los puntitos negros colectados con la punta de un cuchillo.

Cuando rompe a hervir, añadimos el arroz con la pizca de sal y 4 Speculoos cortados en trozos pequeños (los puse tal cuales de caerse del suelo).

Dejamos cocer a fuego suave durante unos 20/25 minutos, mezclando varias veces.

Cuando el arroz está en su punto, quitamos la vaina de vainilla, añadimos la tacita de café de leche bien fría y mezclamos bien. Lo pasamos en un cuenco para que se vaya enfriando. Lo vamos mezclando mientras se templa para que no se transforme en un tocho pesado.

Servimos templado en unas copitas, decorando con unos trocitos de Speculoos.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* La receta está inspirada en una receta de Philippe Conticini que vi y recorté en alguna revista hará un par de años.

Assiettebis.png

Compartir este post

Repost 0
Published by Palmira - en Postres
Comenta este artículo
18 octubre 2011 2 18 /10 /octubre /2011 07:57

 

Banana's Bread (7)

Hoy una receta que empezó por un “Jope, ¿cuántos días lleva aquí este plátano?” y que se acabó en “Eres un ángel”…

 

Siempre me sorprendía cuando leía en recetas (mayoritariamente anglosajonas) que lo ideal era escoger plátanos casi podridos para el éxito de la receta… Podrido le faltaba poco pero como en casa no se tira nada pero se recicla mucho, pensé que por fin había llegado el momento de probar un banaba bread.

Banana's Bread (3)

Miré en mis queridas libretas de recetas y di con 7 recetas distintas, así que cogí lo que más me gustó de cada una y el resultado mereció la pena… El problema es que no suelen quedarnos nunca plátanos así que no sé yo si podremos repetir esta receta…

 thermofan cocinando con los sentidos

Además con esta receta participo en el concurso que organiza Thermofan y cuyo tema es Estimulando los sentidos, por lo cual la receta debe comportar por lo menos dos ingredientes afrodisíacos, en nuestro caso, nueces y plátano.

 Banana's Bread (9)

Llevo pensando con que receta participar desde hace varias semanas pero no quería cosas demasiado evidentes, ya que en mi cocina suelo usar jengibre y más jengibre,  ya sea en bebidas como este cóctel o en unas sencillas albóndigas de pollo.

 

Vamos, este banana bread con nueces, me parece una receta estupenda para la categoría “Final Feliz”…

 Banana's Bread (5)

BANANA BREAD CON NUECES

para 1 cake pequeño*

 

1 plátano muy maduro

65g de harina integral

50g de azúcar moreno

30g de mantequilla

1 huevo

1cc* de levadura tipo Royal

25g nueces o de nueces pecanas

 

Calentamos el horno a 180º.

Pelamos el plátano y lo hacemos puré con un tenedor.

Mezclamos la harina integral y la levadura.

Con una batidora eléctrica, batimos el huevo con el azúcar moreno hasta que vaya ganando volumen. Añadimos el puré de plátano y la mantequilla muy blanda. Cuando todo esté muy liso, añadimos la harina con la levadura.

Con una espátula, añadimos las nueces pecanas cortadas en 3 o 4 trozos.

Lo pasamos a un molde rectangular pequeño previamente untado con un pelín de aceite neutro si no es de silicona.

Horneamos a 180º durante 35-40 minutos, el centro va a subir mucho y se va a dorar.

Para comprobar el punto, picamos en el centro y si sale seco, sacamos el banana bread del horno y dejamos que se enfríe en una rejilla de repostería.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* Un molde rectangular de silicona de 6,5cm de ancho x 14,5cm de largo x 3,5cm de alto

**cc: cucharita  de café

Assiettebis.png

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Palmira - en Postres
Comenta este artículo
3 octubre 2011 1 03 /10 /octubre /2011 07:18

Tarta de albaricoques sin gluten (13)

Sé que ya no estamos en temporada de albaricoques pero este verano no me dio tiempo subir al blog esta receta. Y repasando la lista de las recetas pendientes de publicar pensé que era una pena ya que esta tarta lo que tiene de realmente muy especial no es el relleno de albaricoques (ya que se podrían usar prunas en esta época del año, o higos, o peras, o incluso manzanas) sino su masa.

 

Es una masa muy rica, que no lleva gluten. Nos encantó su textura de masa brisa y su suave sabor a almendra. Que seáis celíacos o no, os recomiendo esta masa que me parece de lo más interesante para tartas de fruta improvisadas ya que se prepara en un par de minutos y no necesita tiempo de reposo.

 Tarta de albaricoques sin gluten (4)

El ingrediente principal de esta masa es harina de arroz, un ingrediente que he descubierto hace poco tiempo y que me está encantando por el toque crujiente que le da a las masas, lo uso para preparar las galletas de la peque (mezclada con harina normal) o para preparar gofres con una textura increíble, entre muchas otras cosas ;o)

 comer especial

Además, con esta receta me sumo a la celebración de Comer Especial, un blog dedicado a los que por temas de salud no pueden comer todo lo que les apetece. Espero que entre muchos, con nuestras propuestas, les demos ideas nuevas para comer cosas adaptadas y muy ricas.

 

Es una tarta para cualquier día, sencilla y estoy segura que esta base os dará muchas más ideas…

 Tarta de albaricoques sin gluten (11)

TARTA DE ALBARICOQUES

(SIN GLUTEN)*

para 4 personas o para un molde de 20cm


Para la masa**

30g de margarina sin hidrogenar

30g de almendras molidas

30g de azúcar moreno

1 huevo batido

125g de harina de arroz

 

Para el relleno

10 albaricoques (dependiendo de su tamaño se pueden necesitar unos cuantos más o menos)

1CS*** de azúcar moreno

2CS*** de almendras peladas toscamente picadas

 

Para la masa

Dejamos que la margarina tome una textura pomada.

Le añadimos el azúcar, las almendras molidas, el azúcar moreno y mezclamos bien.

Añadimos el huevo, batimos y después vertemos la harina y amasamos lo justito como para formar una bola de masa. Si la masa está un poco dura le echamos un poquito de agua hasta obtener la textura que nos guste.

Colocamos la masa sobre una hoja de papel vegetal, tapamos con otra hoja de papel vegetal y con la ayuda del rodillo, la extendemos al tamaño del molde que vamos a usar. Quitamos la hoja de papel vegetal de la parte superior y conservando la hoja de papel vegetal de la base, forramos el molde dándole forma a la masa.

 

Para el relleno

Calentamos el horno a 210º.

Pasamos los albaricoques por el agua y lo secamos. Los cortamos en trozos según el tamaño que más nos guste y los vamos colocando sobre la masa.

Horneamos durante 20 minutos.

Al cabo de este tiempo, espolvoreamos con la cucharada de azúcar moreno y con las almendras picadas y horneamos unos 15/20 minutos más, pasando el horno de calor global a calor por la parte inferior para que se nos dore la base de la tarta.

 

Con cuidado, quitamos el molde y dejamos que la tarta se enfríe sobre una rejilla.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*Nota para celíacos: aseguraros que todos los ingredientes de la receta sea sin gluten y libres de contaminación cruzada.

**La receta la adapté de aquí, un blog de cocina ecológica pero moderna. Además la autora procura cocinar limitando lácteos y gluten. Y su último libro me encanté, fue todo un detalle por parte de mis suegros para mi santo, que sin ellos no la habría descubierto ;o)

*** CS: Cuchara Sopera

Compartir este post

Repost 0
Published by Palmira - en Postres
Comenta este artículo

De temporada125

  

 

He creado este blog para compartir mis recetas favoritas, caseras, de temporada y en alguna ocasión veganas.

Toda la filosofía de este blog esta aquí.

comeconmigoelblogdepalmira@hotmail.com

 

¿Buscas una receta? ¿Un ingrediente?

¿Necesitas ayuda para traducir?

 

Participo en:

World Bread Day 2016 (October 16)

molde-mania-logo.jpg

He participado en:

Aquí

Basarticle