Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
27 julio 2016 3 27 /07 /julio /2016 06:52
POR FIN… ¡VACACIONES A LA VISTA!: COBBLER DE MELOCOTÓN Y BOURBON

Por fin han llegado las tan ansiadas vacaciones ;o) Las primeras semanas del mes de Julio han pasado volando y por fin toca cerrar las maletas, cortar el agua y el gas y subirse al coche.

 

Antes de despedirme, quería compartir un postre que nos ha acompañado a lo largo del pasado verano y que ha tenido mucho éxito entre nuestras visitas: un cobbler de melocotón, una tarta con muuucha fruta y en lugar de tener masa por debajo, unos trozos de masa por encima, el estilo crumble pero más suave y creo que todavía más sencillo de preparar. Os puedo asegurar que con helado de vainilla o un toque de crème fraîche es tentación en estado puro.

 

  

  

 

Por los que sigáis buscando ideas para cocinar este verano, os dejo varios índices de recetas de temporada que os pueden servir de inspiración.  Seguro que entre las recetas con calabacín, las con tomate, las con melocotones, las sopas y cremas frías, las mermeladas, las ensaladas, las tartas saladas y los helados algo os apetecerá :o)

 

Y ahora sí, con los deberes hechos, me despido y cuelgo el cartel de...

 “Cerrado por vacaciones”

 

¡Feliz verano a todos y felices vacaciones para quienes os toque!

POR FIN… ¡VACACIONES A LA VISTA!: COBBLER DE MELOCOTÓN Y BOURBON

COBBLER DE MELOCOTÓN Y BOURBON

Para 4/6 personas

 

Para la base de frutas

6 melocotones hermosos maduros pero firmes

20g de maicena

1 buena pizca de flor de sal

25g de azúcar moreno

3CS* de bourbon o whisky

 

Para el cobbler

175g de harina

50g de azúcar moreno

2cc** de levadura tipo Royal

¼ cc** flor de sal

95g de mantequilla

145g de nata líquida (usé 12% MG)

 

Para la base de frutas

Pelamos los melocotones y los cortamos en 4 y después cada cuarto por la mitad para obtener unos dados de tamaño similar.

En una fuente de horno (donde vamos a servir el cobbler) previamente engrasada, mezclamos todos los ingredientes de la base de frutas y dejamos macerar unos 30 minutos a  temperatura ambiente. Este etapa no es indispensable pero si mejora la melosidad de la fruta.

 

Para el cobbler

Mezclamos la harina con la levadura, la flor de sal, el azúcar moreno. Añadimos la mantequilla bien fría cortada en daditos y mezclamos para obtener una masa arenosa donde los trocitos de mantequilla están repartidos.

Añadimos la nata líquida y mezclamos lo justito hasta integrar los ingredientes pero sin amasar para que la masa no se quede dura.

Reservamos en la nevera.

 

Para servir

Calentamos el horno a 180º con calor ventilado.

Horneamos los melocotones preparados durante unos 30/35 minutos hasta que empiecen a confitarse. Si veis que toman color muy rápido, los podéis tapar con papel de plata.

Al cabo de este tiempo, vamos formando con las manos unas bolas de masa de cobbler y las vamos repartiendo por encima de la fruta.

Volvemos a meter en el horno durante unos 30/40 minutos, sabréis que está listo cuando el cobbler tiene un bonito color dorado. Y el olor lo dejará muy claro :o)

Sacamos del horno y dejamos reposar unos 15 minutos para que los jugos tomen cuerpo y servimos templado con una bola de helado de vainilla o crème fraîche, como más nos apetezca.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* CS: Cuchara Sopera

** cc: cucharita de café

Compartir este post

Repost 0
25 julio 2016 1 25 /07 /julio /2016 06:57
VERANO, TIEMPO DE HELADOS: SEMIFREDDO DE MELOCOTÓN AL ACEITE DE OLIVA

 

Ya parece que falte cada día menos para las tan ansiadas vacaciones J

 

El calor de los últimos días y la compañía de Polyanna con sus amigas han hecho que sepa ya a vacaciones sin salir de casa. Y como no, últimamente no han faltado los helados, en cualquier momento del día (bueno, en el desayuno, no y eso que las niñas lo han intentado jejeje). Por cierto, pinchando en este enlace podréis encontrar varias recetas de helados y sorbetes caseros.

La receta de hoy es más de fin de comida que de merienda, pero cada vez que me animo a preparar un semifreddo, ya sea un semifreddo de moras o uno de melocotón, suele desaparecer como por arte de magia… Y no sólo por el calor.

 

La particularidad del semifreddo de hoy es que para la base de helado de vainilla no se parte de una clásica crema inglesa, sino que se prepara un almíbar que se usa para “cocinar” las yemas sin necesidad de calentarlas. El resultado es una textura muy cremosa y suave. Y el toque de aceite de oliva con los melocotones, es vicio puro. Claro que los melocotones están alcanzando su mejor momento, si buscáis ideas no os perdáis el índice de recetas con melocotones.

Siento que las fotos no sean muy bonitas, con el calor el pobre semifreddo le costó aguantar los focos y la sesión fotográfica. Y además ¡no quería hacer esperar más de la cuenta a mis invitados!

 

¡Feliz semana a todos!

 

VERANO, TIEMPO DE HELADOS: SEMIFREDDO DE MELOCOTÓN AL ACEITE DE OLIVA

SEMIFREDDO DE MELOCOTÓN AL ACEITE DE OLIVA

Para 6/8 personas

 

Para el helado de vainilla

100g de azúcar blanquilla

50g de agua mineral

5 yemas (150g)

3CS* de aceite de oliva

La piel rallada de un limón ecológico

½ vaina de vainilla

 

Para la nata montada

380g de nata para montar

 

Para servir

1cc** de aceite de oliva

2 melocotones maduros pero firmes

½ vaina de vainilla

1CS* de azúcar moreno

 

Para el helado de vainilla

Empezamos con el helado de vainilla.

Hervimos el agua junto con el azúcar hasta que alcance los 112º.

Empezamos a batir las yemas y cuando el almíbar esté a punto los vertemos a hilo batiendo sin parar hasta que la masa se enfríe y quede espumosa y blanquecina. Entonces añadimos la piel de limón rallada, el aceite de oliva poquito a poco y la pulpa de vainilla. Mezclamos bien.

 

Para la nata montada

Montamos la nata empezando a velocidad mínima hasta que empiece a tomar cuerpo y queda firme pero sin pasarnos tampoco.

Con suaves movimientos envolventes, la añadimos a la preparación anterior, procurando que no se baje.

Vertemos en un molde rectangular forrado de papel film o con aro de plástico y base de cerámica que viene genial para este tipo de postres.

Reservamos en el congelador por lo menos 3 horas antes de servir.

 

Para servir

En el momento de servir el postre, pasamos el semifreddo en la nevera unos 15 minutos antes de servir.

En una sartén calentamos el aceite de oliva y añadimos la pulpa de la vainilla. Añadimos los melocotones pelados y troceados y salteamos a fuego fuerte un par de minutos. Añadimos el azúcar moreno y salteamos 2 minutos más.

Para un contraste de texturas y temperaturas, servimos el semifreddo con los melocotones calientes y ¡a disfrutar!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*CS: Cuchara Sopera

**cc: cucharita de café

Compartir este post

Repost 0
6 julio 2016 3 06 /07 /julio /2016 06:55
HORNEANDO PARA NO PASAR FRÍO: MUFFINS INTEGRALES DE MELOCOTÓN

El título de la receta de hoy es pura provocación :o) Mientras que muchos de vosotros estáis pasando muuuuucho calor, en París nos apetece hornear no sólo porque es algo que me encanta pero porque también es una buena solución a falta de calefacción…

 

Este año, me ha dado por hornear melocotones e incluirlos en una base de muffins integrales para la merienda del domingo. El resultado es muy rico y totalmente distinto de las clásicas magdalenas.

Si os animáis a encender el horno, veréis que merecen el esfuerzo. Pero si hace demasiado calor y os gustan los melocotones, nectarinas y albaricoques, os aconsejo echar un vistazo al índice de recetas con melocotones, nectarinas y albaricoques que he actualizado. Seguro que entre los melocotones asados con azafrán y limón (en sartén) y la ensalada de judías verdes con nectarinas asadas, algún idea os apetece.

 

Hoy empiezan las vacaciones oficiales del cole, así que estaré seguramente menos presente por la red, pero intentaré mantener el ritmo unas semanas más :o)

 

¡Feliz miércoles a todos y “Vive les vacances!”!

HORNEANDO PARA NO PASAR FRÍO: MUFFINS INTEGRALES DE MELOCOTÓN

MUFFINS INTEGRALES DE MELOCOTÓN

Para unos 6/8 muffins*

 

Para el relleno de melocotón

2 melocotones grandes, maduros pero firmes

1cc** de mantequilla

1CS*** de miel

Pizca de flor de sal

1 trocito de jengibre fresco (una cucharita de pulpa aproximadamente)

 

Para la mezcla seca

60g de harina de maíz (no de fécula)

60g de harina de trigo sarraceno

65g de harina normal

30g de azúcar moreno

20g de azúcar blanquilla

1 cc**de levadura tipo Royal

1 cc** de bicarbonato

¾ cc** flor de sal

 

Para la mezcla húmeda

50g de mantequilla derretida

180g de leche (usé entera)

125g de yogur natural

1 huevo mediano

1 trocito de jengibre fresco (una cucharita de pulpa aproximadamente)

 

Para el relleno de melocotón

Pelamos los melocotones y los cortamos en láminas no demasiado finas.

Calentamos la mantequilla con la miel y cuando empiece a tomar un poco de color, añadimos los melocotones y un poco de jengibre rallado al gusto. Dejamos que los melocotones tomen algo de color y con cuidado les damos la vuelta, tienen que caramelizar ligeramente pero sin deshacerse. Reservamos para que se temple.

 

Para la masa de los muffins

Calentamos el horno con calor ventilado a 180º con la rejilla en la parte baja del horno.

Tamizamos todos los ingredientes secos en un bol grande. En otro bol, batimos los ingredientes líquidos con un poco de jengibre rallado.

Vertemos la mezcla líquida sobre la seca y batimos bien para mezclar los ingredientes pero sin pasarnos, lo justo para integrar los ingredientes. No hay que batir en exceso sino los muffins tendrán una textura más densa y pesada.

Engrasamos los moldes de magdalenas, ponemos una buena cucharada de masa en el fondo de los moldes, un trozo de melocotón y masa por encima hasta casi llenar el molde. Terminamos con un trozo de melocotón y un poco del jugo de cocción.

Repetimos hasta agotar nuestros ingredientes.

Horneamos entre 25 y 30 minutos, comprobando si están hechos con un palillo. Ojo de no cocerlos demasiado.

Tan pronto estén cocidos, los pasamos a enfriar en una rejilla y dejamos templar por lo menos o enfriar. ¡Listos para disfrutar!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* Receta muy libremente  inspirada del libro Good to the grain de Kim Boyce.

**cc: cucharita de café

***CS: Cuchara Sopera

 

 

 

 

Compartir este post

Repost 0
10 junio 2016 5 10 /06 /junio /2016 06:57
UN POSTRE DE DÍAS DE FIESTA PARA EL RETO PROTEÍNA VERDE: TARTA DE LIMÓN VEGANA SIN GLUTEN SIN HUEVOS SIN LÁCTEOS

Después del bundtcake de vainilla que publiqué el miércoles, hoy vuelve a tocar postre :o) Estamos en plena época de celebraciones, se nota, ¡¿verdad?!

 

Como lo había prometido a principios del año, voy a intentar integrar algunas propuestas de postres veganos en el Reto Proteína Verde, Ya lo había hecho con la mousse de chocolate vegana en febrero y este mes, os traigo una tarta de limón que he preparado varias veces, y que suele gustar mucho.

Aunque no sea idéntica a mi tarta de limón clásica (acabo de ver que no la tengo en el blog, fallo grande) se prepara en pocos minutos, está riquísima y es apta para celíacos, siempre que todos los ingredientes estén libres de contaminación cruzada. Además de ser sin gluten, tampoco lleva huevos o lácteos, por lo cual la hace apta para un público muy amplio y se conserva bastante bien de un día para otro aunque la masa se ablanda un poco.

UN POSTRE DE DÍAS DE FIESTA PARA EL RETO PROTEÍNA VERDE: TARTA DE LIMÓN VEGANA SIN GLUTEN SIN HUEVOS SIN LÁCTEOS

El ingrediente clave de la masa es la mantequilla de almendra que le da una textura deliciosa, más fácil de trabajar que la mayoría de masas sin gluten y con un toque crujiente que me encanta. Si queréis saber más de las mantequillas de frutos secos, podéis pasaros aquí, en una publicación del blog de hace muuuuucho saños :o) 

 

Y el ingrediente mágico para cuajar una tarta de limón sin productos animales es el tofu sedoso, ideal para sustituir en muchos platos tanto dulces como salados la combinación de huevos + leche o nata…

 

Si os gustan las tartas de limón, ya estáis tardando en probar esta receta :o)

 

¡Feliz fin de semana a todos! Por fin con un poco de sol para nosotros, que ya tocaba…

UN POSTRE DE DÍAS DE FIESTA PARA EL RETO PROTEÍNA VERDE: TARTA DE LIMÓN VEGANA SIN GLUTEN SIN HUEVOS SIN LÁCTEOS

TARTA DE LIMÓN VEGANA SIN GLUTEN

Para un molde redondo de 20 cm y una tartaleta de 8 cm

 

Para la masa

125g de harina de arroz

40g de harina de almendra

40g de maicena

2CS* de azúcar moreno

1 pizca de sal

2cc** de levadura sin gluten

50g de margarina sin hidrogenar

30g de puré de almendra mezclada con 20g de agua caliente

2CS* de agua fría

 

Para el relleno

85g de zumo de limón

La piel rallada de 2 limones grandes (o mejor una de limón y otra de lima)

50g de azúcar moreno

400g de tofu sedoso (silk tofu)

12g de maicena

 

Para la masa

Mezclamos las harinas con el azúcar, la sal y la levadura.

Añadimos la margarina cortada en trocitos y mezclamos con la punta de los dedos para que se vaya impregnando la harina de margarina, hasta que obtengamos una textura arenosa.

Añadimos la mezcla de puré de almendra y agua y mezclamos bien, añadiendo un poco de agua fría, lo mínimo para obtener una masa elástica que es bastante manejable por ser sin gluten y sin huevo.

Con un rodillo, la extendemos y con un círculo de 20 cm recortamos el fondo de la tarta. Lo colocamos sobre una base de teflón o de silpat en la bandeja del horno. Después cortamos unas bandas de masa de la altura del molde y la vamos colocando, apretando ligeramente para que se junten con la base. Con los recortes, me dio para hacer una tartaleta y unas galletitas.

Reservamos en la nevera bien tapado.

 

Para el relleno

En el bol de la batidora, colocaremos todos los ingredientes y trituramos hasta que nos quede una masa muy lisa y sin grumos.

 

Para montar la tarta

Calentamos el horno a 180º con calor ventilado.

Pinchamos la masa con un tenedor y vertemos el relleno por encima. Horneamos con el horno caliente unos 30/35 minutos, el relleno tiene que cuajar pero moverse como un flan en el centro.

Sacamos del horno y pasamos a enfriar sobre una rejilla.

Servimos la tarta templada o bien fría, decorando con una rodaja de limón y un poco de ralladura. Cuanto más fría esté la tarta, más firme estará el relleno

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* CS: Cuchara Sopera

** cc: cucharita de café

Compartir este post

Repost 0
8 junio 2016 3 08 /06 /junio /2016 07:28
EL BIZCOCHO IDEAL PARA TODAS LAS CELEBRACIONES: BUNDTCAKE DE VAINILLA

El pasado mes de Febrero, Polyanna cumplió 6 años y claro, le preparamos una fiesta con 6 amigos para celebrar el evento entorno a la ciencia.

 

En cuanto a “soporte de velas”, después de varios años preparándole tortas de fondant que hacen ilusión a los niños pero que después no comen, esto año opté por el clásico de los clásicos: un bundtcake de vainilla… Sabroso, jugoso, que no se deshace en migas y aproveché la ocasión para estrenar el molde que mi marido me regaló por San Valentín (qué bien se porta conmigo, ¿verdad?).

 

El resultado fue un bundtcake del cual los niños no dejaron ni las migas (apenas salvé una loncha finita para poder probarlo por la noche con calma). Un niño me dijo que jamás había comido nada tan rico, otra niña me pidió que si podía llevarse un trozo en casa para el desayuno, otro me dijo que tenía que darle clases de repostería a su madre,… vamos que la cosa fue un éxito rotundo.

EL BIZCOCHO IDEAL PARA TODAS LAS CELEBRACIONES: BUNDTCAKE DE VAINILLA

Y veis que para decorar no me he complicado la vida: he sacado de internet cake toppers de Frozen, los he pegado sobre palillos y ¡lista! Y para rematar el asunto, pegué copos de nieve con glasa real.

 

Así que me parece el bundtcake ideal para celebrar los 2 años del blog I love Bundtcakes :o) ¡Feliz cumpleaños chicas y a por muchos más! Con esta receta participo en el sorteo organizado con motivo del 2º Aniversario de I Love Bundt Cakes, en colaboración con La Repostería de Miguel

EL BIZCOCHO IDEAL PARA TODAS LAS CELEBRACIONES: BUNDTCAKE DE VAINILLA

BUNDTCAKE DE VAINILLA**

Para un molde de 12 cups (9 cups entre paréntesis)

 

*todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente*

470g de harina (350)

2 ½ cc* de levadura en polvo tipo Royal (2)

½ cc* sal fina (1/2)

1 ¼ cc* de bicarbonato (1)

2cc* de vainilla líquida (2 ½ )

1 ½ cc* de semillas de vainilla (1)

350g de azúcar (280)

270g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente (200)

4 huevos a temperatura ambiente (3)

165g de crème fraîche (125)

320ml de leche entera (240)

 

Calentamos el horno con calor ventilado a 180º colocando la rejilla en la parte más baja del horno.

Engrasamos con spray especial el molde insistiendo bien en los detalles. Reservamos.

Tamizamos juntos la harina con la sal, el bicarbonato y la levadura. Reservamos.

Mezclamos la leche con la vainilla líquida y las semillas de vainilla. Reservamos.

En la batidora, mezclamos con la K a velocidad media alta la mantequilla con el azúcar, unos 5/7 minutos hasta obtener una textura cremosa y ligera, tirando a blanquecina.

Entonces añadimos a velocidad media baja los huevos de uno en uno esperando que uno esté perfectamente integrado antes de añadir el siguiente.

Añadimos la crème fraîche y mezclamos hasta integrarla por completo.

Terminamos incorporando la harina y la leche alternativamente, en 3 veces terminando por la harina.

Mezclamos bien terminando con una espátula y rascando bien el fondo del bol para que todos los ingredientes estén bien integrados.

Vertemos la masa en el molde con cuidado. Golpeamos el molde sobre unos paños de cocina para que la masa se coloque bien en cada rinconcito del molde. Colocamos sobre la rejilla del horno y horneamos unos 40/45 minutos, os aconsejo comprobar a partir de los 40 minutos con una brocheta, y después ir vigilando.

Cuando esté cocido, dejamos el molde enfriarse un poco sobre una rejilla de pastelería 10 minutos exactamente. Al cabo de este tiempo, movemos el molde para comprobar que se desmolda perfectamente y le damos la vuelta. Lo dejamos enfriar en la rejilla.

 

Como muchos bundtcakes, el sabor y la textura mejoran de un día para el otro, así que bien envuelto en una caja, es ideal.

 

Para decorar he usado copos de nieve de papel de oblea que he pegado con glasa real. Nada más sencillo pero a los niños les encantó. Y para la parte no comestible de la decoración, imprimí unos cake toppers que encontré en internet, los recorté y los pegué con la pistola de pegamento sobre unos palillos de toda la vida. ¡Listo y vistoso en menos de 5 minutos!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* cc: cucharita de café

** Receta adaptada ligeramente (crème fraîche en lugar de yogur natural porque sólo tenía desantado y no he puesto cardamomo al ser para niños) de la receta de los mini cakes de vainilla y cardamomo de I love bundtcakes.

Compartir este post

Repost 0

De temporada125

   

 

He creado este blog para compartir mis recetas favoritas, caseras, de temporada y en alguna ocasión veganas.

Toda la filosofía de este blog esta aquí.

comeconmigoelblogdepalmira@hotmail.com

 

¿Buscas una receta? ¿Un ingrediente?

¿Necesitas ayuda para traducir?

 

Participo en:

World Bread Day 2016 (October 16)

molde-mania-logo.jpg

He participado en:

Aquí

Basarticle