Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
27 marzo 2017 1 27 /03 /marzo /2017 07:26
UNA RECETA ENTRE INVIERNO Y PRIMAVERA: ENSALADA DE ENDIVIA, RUIBARBO Y FRESAS

Oficialmente ya ha llegado la primavera y aunque este año el invierno haya sido clemente en París con más días de sol que la media, me alegra que los días se hagan más largos :o)

 

En estas fechas es divertido ver como en el mercado, tenemos verduras de invierno en sus últimos días y productos de primavera asomándose. Viendo endivias y fresones juntos pensé en combinarlos en una ensalada. Y cuando después me di cuenta de que ya estaban aquí las primeras pencas de ruibarbo no me pude resistir y resultó esta ensalada, combinación de mil ideas vistas en Pinterest.

 

Nunca había comido ruibarbo crudo, todavía menos en un plato salado pero os puedo decir que es una combinación para repetir. Aprovecho la entrada para recordaros que en el blog podéis encontrar varios recopilatorios de recetas de temporada, entre los cuales, unas recetas con fresas, más recetas con ruibarbo y una larga lista de recetas de ensaladas distintas.

Portada

 

Portada

¡Feliz semana a tod@s!

 

Un día como hoy hace…

… 1 año: Tarta de Fresas & Chantilly del Miquel

… 2 años: Bacallà alla Napoletana

… 3 años: Mermelada de Piel de Naranja

… 4 años: Bombones del Músico con Flor de Sal

… 5 años: Vieiras con rebozado de Pistacho

… 6 años: Mermelada de Fresas & Cardamomo

… 7 años: Flanecillos de té Earl Grey & Jengibre Caramelizado

UNA RECETA ENTRE INVIERNO Y PRIMAVERA: ENSALADA DE ENDIVIA, RUIBARBO Y FRESAS

ENSALADA DE ENDIVIA, RUIBARBO Y FRESAS

Para 4 personas

 

Unos 250g de ruibarbo

1CS* de azúcar moreno

2cc** de zumo de limón

450g de fresas

4 endivias grandes

12 hojas de menta grandes

20 almendras crudas con la piel

1CS* de aceite de oliva

Sal, pimienta al gusto

 

Pasamos el ruibarbo por agua y lo cortamos en lonchas finas, en diagonal. Lo ponemos a macerar con el zumo de limón y el azúcar moreno por lo menos 30 minutos, mejor 1 hora.

Picamos toscamente las almendras y reservamos.

Pasamos las fresas por agua y las cortamos en 4.

Limpiamos las endivias y las cortamos en tiras más bien finitas. Añadimos sal, pimienta y el aceite de oliva. Mezclamos.

En el mismo momento de servir, combinamos las endivias con las fresas, las almendras, el ruibarbo y 1CS* del jugo que haya soltado el ruibarbo.

Añadimos las hojas de menta picadas muy finitas y servimos sin esperar.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* CS: Cuchara Sopera

** cc: cucharita de café

 

Compartir este post

Repost 0
22 abril 2016 5 22 /04 /abril /2016 06:54
UN DULCE PARA EL FIN DE SEMANA: TRIÁNGULOS DE RUIBARBO

No veo mejor receta para estrenar este fin de semana que un postre y como no, con la estrella de la primavera en el mercado de productos locales: ¡el ruibarbo!

UN DULCE PARA EL FIN DE SEMANA: TRIÁNGULOS DE RUIBARBO

Durante muchos años deseaba dar con él y ahora que lo tengo a mano varios meses al año es un sin parar de comprarlo y preparar cosas con él. La mayoría de veces preparo una sencilla compota con ruibarbo y fresas o en las grandes ocasiones, mermelada de fresas y ruibarbo, una delicatessen total. En verano lo transformamos en refrescantes y deliciosos helados de ruibarbo y jengibre y a finales del verano los scones de ruibarbo suelen ser un exitazo a la hora del brunch. Y sólo con pensar en la tarta frangipane de fresas y ruibarbo se me hace la boca agua…

 

Claro que si dais con él y os queréis animar a cocinarlo, podéis pinchar en el índice de recetas con ruibarbo que acabo de crear. Seguro que se os antojará algo :o)

 

Sin más, os dejo con la receta, para mí con sólo ver las fotos en la portada del libro fue amor a primera vista… y comprar el libro ¡Espero que os ocurra lo mismo con la receta!

 

¡Feliz fin de semana!

 

UN DULCE PARA EL FIN DE SEMANA: TRIÁNGULOS DE RUIBARBO

TRIÁNGULOS DE RUIBARBO*

Para unas 8/10 tartaletas

 

Para el relleno de ruibarbo (sobrará un poco pero depende mucho del ruibarbo que usemos)

900g de ruibarbo

130g de azúcar blanquilla

 

Para la masa

50g de harina de almendra

250g de harina + 1 poco para trabajar la masa

65g de azúcar blanquilla

1/2cc** de sal fina

115g de mantequilla sin sal cortada en daditos pequeños y fría del congelador

1 huevo grande

 

Para el relleno de ruibarbo

Empezamos preparando el relleno. Limpiamos bien el ruibarbo, lo secamos y lo cortamos en trozos de 1 centímetro de largo más o menos.

Lo metemos en una cazuela con el azúcar y calentamos a fuego medio, mezclando de vez en cuando, unos 30/40 minutos hasta que el ruibarbo se deshaga en compota espesa. Reservamos a temperatura ambiente para que se enfríe.

 

Para la masa

En un bol grande, mezclamos la harina con la harina de almendra, la sal y el azúcar. Añadimos los daditos de mantequilla y con las puntas de los dedos vamos integrando la mantequilla hasta obtener trocitos pequeñitos del tamaño de granitos de arena. Entonces añadimos el huevo y amasamos lo justito para que todos los ingredientes se integren sin amasar mucho para no endurecer la masa.

La cortamos en 4 trozos y los envolvemos cada uno en papel film. Reservamos en la nevera.

 

Para montar las tartaletas

Con la ayuda de un rodillo, estiramos una parte de la masa en una mesa enharinada con un grosor de 3 mm más o menos. Con un vaso o un cortapasta, vamos cortando círculos de unos 8 centímetros y los vamos pasando en una bandeja de horno previamente forrada con Silpat o papel vegetal.

En el centro de cada círculo, ponemos un par de cucharadasde compota de ruibarbo y pellizcamos los bordes de la masa para formar unos triángulos como los de la foto.

Pasamos en el congelador unos 30 minutos como mínimo para que cuando horneemos las tartaletas no se hundan. Podemos guardarlas en el congelador varios meses pero es importante no saltarse este paso para el éxito de la receta.

Calentamos el horno a 190º con calor ventilado. Cocemos las tartaletas unos 15/17 minutos, hasta que estén doradas en las puntas. Si usamos tartaletas congeladas desde varios días, necesitaremos unos 25 minutos para que estén listas.

Cuando estén listas, las pasamos a una rejilla de pastelería para que se templen. Las servimos templadas o frías, con una crema chantilly quedan divinas.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* Receta ligeramente adaptada de The Smitten Kitchen Cookbook de Deb Perelman.

**cc: cucharita de café

Compartir este post

Repost 0
Published by Palmira - en Pos Fruta Ruibarbo
Comenta este artículo
8 junio 2015 1 08 /06 /junio /2015 07:09
OTRA IDEA PARA DISFRUTAR TODO EL AÑO DE LA PRIMAVERA Y DE SUS PRODUCTOS: MERMELADA DE FRESA Y RUIBARBO

Para empezar la semana, toca mermelada… Los que seguís el blog sabéis que en casa preparar mermelada es algo que nos gusta y mucho. El pasado fin de semana preparamos 6 tandas distintas de mermeladas, 3 de fresa y 3 de albaricoque que tenía antojadas desde un par de años pero que por temas de mudanzas y obras habíamos tenido que posponer.

 

Hoy comparto una mermelada que preparamos la pasada primavera que combina fresa y ruibarbo… Deliciosa con el toque ácido del ruibarbo y el contrapunto dulce de la fresa.

 

Sin más, os dejo con la receta y os deseo una muy feliz semana :o) Y si buscáis ideas de mermeladas caseras no olvidéis pasaros aquí.

OTRA IDEA PARA DISFRUTAR TODO EL AÑO DE LA PRIMAVERA Y DE SUS PRODUCTOS: MERMELADA DE FRESA Y RUIBARBO

MERMELADA DE FRESA Y RUIBARBO

Para 5/6 botes

 

0,750kg de fresas preparadas (algo menos de 1kilo)

0,750kg de ruibarbo preparado (o sea sin las puntas ni las hojas)

1,1kg de azúcar para mermeladas

2 sobres de pectina para mermeladas

 

Empezamos triturando 450g de fresas para obtener un puré algo grueso. Mezclamos con los fresones sobrantes cortados por la mitad si son muy grandes, el ruibarbo cortado en lonchas de 1 centímetro de grueso y el azúcar.

Dejamos que el azúcar se funda un par de horas y mezclamos 2 o 3 veces durante este tiempo. (Lo podemos preparar de un día para otro dejándolo en la nevera, tapado con un papel film).

Vertemos esta mezcla en un caldero para mermeladas y ponemos a fuego vivo hasta que rompa a hervir.

Removemos constantemente para que la mermelada no se nos queme.

Dejamos cocer unos 7/8 minutos y probamos el punto con la prueba del platito*. En este momento podemos añadir la pectina según las indicaciones del paquete si la vamos a usar.

Hervimos 2 minutos más y vertemos la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados y los dejamos boca abajo.

Esperamos por lo menos 48h antes de pasteurizar** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así duran varios años, ¡si no te las comes antes!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* La prueba del platito

Para saber más acerca de mermeladas y como conseguir que te salgan perfectas puedes pinchar aquí.

Ya sé que existen varios métodos serios para averiguar si la mermelada está lista o no. Pero a mí, la que más me gusta, es la que solía usar mi abuela: cuando se empieza a preparar la mermelada, se pone un platito en el congelador y cuando se quiera averiguar si la mermelada está en su punto, se vierten una o dos gotas de mermelada sobre el platito. Si se corren en el plato, hay que añadirle algún tiempo de cocción. Si se aguantan, esto significa que la mermelada está lista.

Pero nunca hay que olvidar que todas las frutas no “cuajan” de la misma manera, o sea que la mermelada de fresa nunca será naturalmente tan firme que la de plátano por ejemplo.

 

** Pasteurizar mermelada casera

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren meses (¡e incluso años!) a pesar de esto, siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido incluso me duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!).

Compartir este post

Repost 0
18 mayo 2015 1 18 /05 /mayo /2015 07:20
UN POCO DE DULCE PARA EMPEZAR LA SEMANA: CRUMBLE DE RUIBARBO Y JENGIBRE

Por fin una semana enterita en este mes de mayo :o) A lo mejor voy a conseguir terminar unos cuantos proyectos que tengo empezados desde principios de abril pero con tanto puente y vacaciones y semana santa, no hay quien pueda con todo.

UN POCO DE DULCE PARA EMPEZAR LA SEMANA: CRUMBLE DE RUIBARBO Y JENGIBRE

Así que hoy, os traigo una receta que no tenía en el blog a pesar de prepararla muy a menudo, las fotos están rescatadas entre los borradores del ordenador anterior pero ya que estamos en plena temporada de ruibarbo por aquí, después de los scones de ruibarbo no podía faltar el crumble de ruibarbo.

 

No tiene mucha complicación pero el detalle picante del jengibre realza mucho el sabor del ruibarbo que tenemos que endulzar bastante para limitar su aspereza.

 

Os dejo con la receta no sin antes desearos una muy feliz semana :o)

UN POCO DE DULCE PARA EMPEZAR LA SEMANA: CRUMBLE DE RUIBARBO Y JENGIBRE

CRUMBLE DE RUIBARBO Y JENGIBRE

Para 5 personas

 

Para la fruta

10 tallos de ruibarbo bien frescos (750g aproximadamente)

50g de agua filtrada

30g de azúcar moreno

40g de jengibre fresco

 

Para el crumble

30g de azúcar rubio

20g de azúcar demerara (o azúcar integral o panela)

25g de azúcar moreno

15g de copos de avena pequeños

75g de mantequilla muy fría

35g de miel

130g de harina

15g de jengibre confitado cortado en trocitos muy pequeños

1 pizca de sal

 

Para la fruta

Pasamos el ruibarbo por agua y lo cortamos en tallos de unos 3 o 4 centímetros.

Colocamos en una fuente apta para horno y mezclamos con el agua, el azúcar moreno y el jengibre rallado.

Horneamos durante 25 minutos a 180º, hasta que el ruibarbo esté tierno y empiece a deshacerse.

 

Para el crumble

Mezclamos todos los ingredientes secos y añadimos la mantequilla bien fría. Mezclamos con las manos para obtener una textura parecida a arena mojada.

Reservamos en la nevera.

Cuando el ruibarbo está listo*, espolvoreamos con el crumble y horneamos entre 30 y 45 minutos, hasta que nos quede bien dorado.

 

Servimos templado, tal cual o con helado de vainilla.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* Como me parece siempre difícil servir el crumble, esta vez opté por una presentación individual así que antes de repartir la masa del crumble, repartí el ruibarbo en platitos individuales.

Compartir este post

Repost 0
8 mayo 2015 5 08 /05 /mayo /2015 06:47
CADA DÍA HUELE MÁS A PRIMAVERA POR AQUÍ: SCONES DE RUIBARBO

Y no lo digo ni por las temperaturas ni por el sol, pero poco a poco los mercados se llenan de fresas, de guisantes y… ¡de ruibarbo! Así que aprovechando la primera compra de ruibarbo del año preparé estos maravillosos scones con el punto un poco ácido pero tan rico del ruibarbo.

 

No se me ocurre mejor desayuno para este laaaargo fin de semana, porqué toca el 2º puente de mayo, 3 días para terminar el mini huerto urbana y disfrutar del bosque con Polyanna :o)

CADA DÍA HUELE MÁS A PRIMAVERA POR AQUÍ: SCONES DE RUIBARBO

La receta es sencilla y bien se podría preparar con cualquier fruta, con fresas quedan estupendos también. Y además de estar riquísimos se congelan perfectamente bien una vez cocidos y cuando se nos antojen, basta hornearlos a 180º durante 12/15 minutos para que vuelvan a estar tan tiernos y crujientes como recién preparados.

 

Os deseo un muy feliz fin de semana y nos vemos el domingo ¡que toca reto Tarta de Manzana!

CADA DÍA HUELE MÁS A PRIMAVERA POR AQUÍ: SCONES DE RUIBARBO

SCONES DE RUIBARBO*

Para unos 10 scones grandecitos

 

Para el relleno de ruibarbo

285g de ruibarbo pelado y cortado en trocitos de ½ cm

1CS** de maicena

3CS** de azúcar moscovado

 

Para los scones

350g de harina

1 ½ cc*** de levadura tipo royal

½ cc*** de sal fina

115g de mantequilla muy fría cortada en daditos

105g de azúcar blanquilla

150g de crème fraîche

1cc*** de vainilla líquida

 

Para el relleno de ruibarbo

Mezclamos el ruibarbo cortado con la maicena y el azúcar moscovado y dejamos reposar unos 30 minutos, mezclando de vez en cuando para que se vaya derritiendo el azúcar.

 

Para los scones

Calentamos el horno a 215º, calor arriba y abajo sin ventilador.

Mezclamos la harina con la levadura y la sal.

Añadimos la mantequilla y mezclamos hasta obtener una textura arenosa y que no queden trozos grandes mantequilla.

Añadimos el azúcar (menos 2 CS** para el acabado) y mezclamos bien.

Acabamos añadiendo al mismo tiempo la crème fraîche y el ruibarbo marinado y amasamos con las manos, tenemos que obtener una masa blanda, que se pega poco a las manos.

Pasamos la masa en la mesa de trabajo previamente ligeramente enharinado  y la separamos en 2. Le damos forma redonda a la primera bola de masa con las manos, dejándola con un grosor de 1 ½ /2 centímetros. Cortamos en 4 o 6 triángulos dependiendo el tamaño que queramos de scones y los vamos colocando en la bandeja del horno previamente forrada con una base de silpat o de teflón.

Volvemos a hacer lo mismo con la masa que nos queda.

Espolvoreamos los scones con el azúcar reservado y horneamos durante 25/30 minutos hasta que los scones tengan un bonito tono dorado.

Servimos calientes, tal cuales ya son una pura golosina, pero con un poco de nata montada o de mermelada de fresas casera (o ambas cosas)… ¡mejor no os lo cuento que sino sólo pensaréis en ello!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* La receta es una ligera adaptación de la receta de Food52, aquí.

**CS: Cuchara Sopera

***cc: cucharita de café

Compartir este post

Repost 0

¡¡¡Nos hemos mudado!!!

Ahora estamos en:

comeconmigo.net

  Únete al nuevo blog :o)

Toda la filosofía de este blog esta aquí.

comeconmigoelblogdepalmira@hotmail.com

 

¿Buscas una receta? ¿Un ingrediente?

¿Necesitas ayuda para traducir?

 

Participo en:

World Bread Day 2016 (October 16)

molde-mania-logo.jpg

He participado en:

Aquí

Basarticle