Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
27 mayo 2016 5 27 /05 /mayo /2016 06:57
UN BIZCOCHO SIEMPRE APETECE EL FIN DE SEMANA: BUNDT CAKE DE MANZANA CARAMELIZADA Y CALVADOS (Y CHANTILLY DE CARAMELO SALADO)

Ya tenemos el fin de semana a la vuelta de la esquina… La semana ha pasado volando y me da que el fin de semana va a seguir con el mismo ritmo. Es lo que tienen los fines de curso, ¿verdad?

 

Pues para estas celebraciones, en muchas ocasiones se requiere traer algún bocado para compartir y casi siempre suelo optar por un bundtcake. Además de buenos y bonitos, son sencillos de preparar y la mayoría de ellos mejoran de un día para otro. Sin mencionar que son sencillos de transportar, de cortar y de comer… ¡lo que se agradece cuando estás de pie y sin plato!

UN BIZCOCHO SIEMPRE APETECE EL FIN DE SEMANA: BUNDT CAKE DE MANZANA CARAMELIZADA Y CALVADOS (Y CHANTILLY DE CARAMELO SALADO)

En el blog, podéis encontrar la receta del bundtcake de limón y semillas de amapola que está entre mis favoritos, o el de chocolate y cerveza que para los amantes del chocolate es una maravilla.

 

Hoy comparto con vosotros el bundtcake que preparé el año pasado para el cumpleaños de Polyanna y que lleva trocitos de manzana caramelizados y flambeados con Calvados, un licor fantástico para realzar el sabor de la manzana.

UN BIZCOCHO SIEMPRE APETECE EL FIN DE SEMANA: BUNDT CAKE DE MANZANA CARAMELIZADA Y CALVADOS (Y CHANTILLY DE CARAMELO SALADO)

Y lo hemos acompañado con una chantilly de caramelo salado ya que aquel día estábamos en casa… Con o sin ella, veréis que es un bizcocho exquisito y sabroso.

 

No dejéis de probarlo antes de que haga demasiado calor para encender los hornos. O lo lamentaréis ;o)

 

¡Feliz fin de semana!

UN BIZCOCHO SIEMPRE APETECE EL FIN DE SEMANA: BUNDT CAKE DE MANZANA CARAMELIZADA Y CALVADOS (Y CHANTILLY DE CARAMELO SALADO)

BUNDT CAKE DE MANZANA CARAMELIZADA Y CALVADOS

(Y CHANTILLY DE CARAMELO SALADO)

Para un molde de bundt grande de 10-12 cups

 

Para la manzana caramelizada

3 manzanas grandes

1CS* de azúcar moreno

1CS* de mantequilla

100ml de Calvados

 

Para el bundt cake

390g de harina

1 ½ cc** de levadura tipo Royal

½ cc** de bicarbonato

1cc** de extracto de vainilla

1 buena pizca de sal

280g de mantequilla a temperatura ambiente

400g de azúcar blanquilla

4 huevos grandes

155ml de zumo de manzana

Spray desmoldante para el molde

 

Para la chantilly de caramelo salado

(Para un sifón de litro)

500ml de nata para montar (35% MG mínimo)

Una buena pizca de sal

130g de azúcar blanquilla

2 cartuchos de sifón para montar nata

 

Para la manzana caramelizada

Pelamos las manzanas y las cortamos en dados pequeñitos.

Calentamos la mantequilla con el azúcar y cuando espume, añadimos las manzanas y las salteamos unos 5/10 minutos hasta que se caramelicen.

Añadimos el Calvados y flambeamos (ojo con la campana…).

Dejamos a fuego medio hasta que se absorban todos los líquidos y reservamos hasta que estén a temperatura ambiente.

 

Para el bundt cake

Precalentamos el horno a 175º con la rejilla (y no la bandeja) en la parte baja del horno, calor ventilado.

 

Batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una textura cremosa y muy ligera, como una mousse casi. Se tarda con una batidora unos 5 minutos.

Añadimos los huevos de uno en uno, esperando que el anterior esté completamente integrado antes de añadir el siguiente.

Añadimos la vainilla y mezclamos.

Después añadimos la harina tamizada con la levadura, la sal y el bicarbonato en tres veces, alternando con el zumo de manzana.

Mezclamos bien y con una espátula, añadimos con delicadeza las manzanas caramelizadas. Mezclamos bien y vertemos en el molde de bundt cake previamente pulverizado con spray desmoldante.

Con cuidado vamos pegando el molde suavemente para que no nos queden burbujas de aire que podrían quedar feas después.

Horneamos 60 minutos (cada horno es un mundo, así que tendréis que ir vigilando a partir de los 50 minutos), comprobamos pinchando con un palillo como de costumbre.

Después seguimos los pasos clásicos para desmoldar un bundt. Dejamos el molde enfriar sobre una rejilla durante 10 minutos exactamente. Pasado este tiempo, sacudimos con cuidado el molde por todas partes para que se desmolden perfectamente todos los detalles (se nota por el ruido que el bundt cake ya está suelto por todas partes) y con mano firme, le damos la vuelta y lo dejamos enfriar totalmente sobre la rejilla.

 

Para la chantilly de caramelo salado

Calentamos la nata a fuego suave hasta que casi hierva (pero mejor si no llega a hervir).

Calentamos una sartén grande y preparamos el caramelo vertiendo el azúcar poco a poco en la sartén, a medida que se va derritiendo, hasta obtener un bonito tono dorado. En este momento, paramos el fuego y vertemos la nata caliente muy poco a poco (ojo ¡¡¡que hierve y se sube enseguida!!!) mezclando con varillas para integrar bien los ingredientes juntos.

Añadimos la sal y probamos para ajustar el punto de sal que nos guste más.

Si nos han quedado grumos, no pasa nada, basta volver a calentar el caramelo con la nata a fuego muy suave hasta que no queden trocitos de caramelo.

Reservamos en un bol de cristal y tapamos con papel film al contacto. Reservamos en la nevera hasta que se enfríe del todo.

Filtramos y vertemos en el sifón, le descargamos 2 cartuchos de gas con la boca abajo, sacudimos un par de veces y reservamos en la nevera hasta el momento de servir.

 

Para servir

Serviremos una loncha de bundt cake con un poco de chantilly al gusto de cada uno y ¡a disfrutar!

Es un bizcocho que se conserva muy bien en una caja tipo cake caddie unos 3-4 días pero si merece la pena prepararlo de un día para otro para que se sienten la textura y los sabores.

Es de estos bizcochos que son toda una tentación es ir a por un trozo y volver a por otro…¡hasta que no queden ni las migas!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* CS: Cuchara Sopera

**cc: cucharita de café

Compartir este post

Repost 0
20 abril 2016 3 20 /04 /abril /2016 06:50
UNA RECETA DE POSTRE PARA EL PROYECTO ROCA: BRAZO DE GITANO RELLENO DE MERMELADA DE FRESA

Tercer miércoles del mes y como tal toca receta para el Proyecto Roca.  Su ambición es poner fotos al libro de Joan Roca Las Mejores Recetas de mi madre. Lo repito pero es un gran libro y además todos sus beneficios son destinados al Banc de Aliments de Girona. Si os gusta la cocina catalana de toda la vida, no podéis prescindir de él.

Este mes le tocaba a Sofía elegir y optó por el más clásico de los postres de domingo cuando era niña: el brazo de gitano :o) Aunque mi madre nunca lo preparaba, lo comprábamos en la pastelería o, era la opción de prefería, lo preparaba la Señora Lola, nuestra vecina que era una cocinera increíble, con grandes conocimientos de la cocina catalana tradicional. 

UNA RECETA DE POSTRE PARA EL PROYECTO ROCA: BRAZO DE GITANO RELLENO DE MERMELADA DE FRESA

La de domingos que iba a su casa “por casualidad”, bueno mejor dicho a  “chafardear” el menú…  Y como sabía lo golosa que era, siempre me daba algo por probar y otra cosa más para traerme  casa y compartir con mis padres :o) Claro que ahora que lo pienso creo que la mayoría de veces preparaba un brazo extra para mi… ¡Cada receta del libro que preparo me pongo sentimental! Pero es que este libro recopila las recetas que han acompañado mi infancia…

 

En la receta, os doy mis trucos para enrollar el brazo de gitano, aunque creo que hay tantos trucos y maneras de hacer como cocineros. Y opté por un relleno de mermelada de fresas y limoncello, más fresco y ligero que el de trufa o nata, pero esto ya es al gusto de cada uno :o)

UNA RECETA DE POSTRE PARA EL PROYECTO ROCA: BRAZO DE GITANO RELLENO DE MERMELADA DE FRESA

Os dejo con la receta y a ver cómo han interpretado la receta mis compañer@s del Proyecto Roca:

Beatriz 2 MANDARINAS EN MI COCINA aquí

Sofía MIL IDEAS MIL PROYECTOS aquí

Rosalía ROSSGASTRONOMICA aquí

Marga Acibechería aquí

 

¡Feliz miércoles!

UNA RECETA DE POSTRE PARA EL PROYECTO ROCA: BRAZO DE GITANO RELLENO DE MERMELADA DE FRESA

BRAZO DE GITANO RELLENO DE MERMELADA DE FRESA*

Para unas 4/5 personas (con apetito)

 

125g de harina

125g de azúcar

La piel rallada de un limón

4 huevos M

8g de levadura tipo Royal

Pizca de sal

250g de mermelada de fresas y limoncello para rellenar

Azúcar glas y nata montada para servir

 

Calentamos el horno a 210º con calor ventilado.

Tamizamos la harina con la levadura y la pizca de sal.

Separamos las claras de las yemas.

Colocamos al baño maría un bol grande y montamos con las varillas eléctricas las yemas con el azúcar y la ralladura de limón, hasta que blanqueen y emulsionen. Diría que estuve batiendo unos 5/6 minutos, cuando empezaron a estar templadas y a tener cuerpo.

Montamos las claras a punto de nieve.

En 3 veces y con cuidado, mezclamos las claras con las yemas, con suavidad.

Terminamos añadiendo la harina tamizada, siempre procurando que no se baje la masa.

En la bandeja de horno, colocamos una bandeja de papel sulfurizado con un poco de spray desmoldante y extendemos la masa sobre 1 centímetro de grosor (en mi caso, cubrí las 2/3 partes de la bandeja) procurando alisar al máximo.

Horneamos 8 minutos (en mi caso, en el libro 10 minutos) y comprobamos con un palillo que esté hecho.

Sacamos del horno y colocamos el papel con el bizcocho sobre un paño bien mojado y escurrido. Por encima del mismo bizcocho todavía caliente, cubrimos con papel film, bien envuelto y dejamos enfriar, en mi caso, 2 horas.

Al momento de rellenar el brazo de gitano, quitamos el papel film, pincelamos generosamente con la mermelada de fresas y limoncello y con cuidado y la ayuda del papel vegetal, vamos dando forma al relleno apretando bien.

Como no lo iba a servir el mismo día, enseguida lo envolví bien apretado en papel film, para redondear bien el asunto y lo dejé en la nevera hasta el día siguiente. Se aguantaba de maravilla y se cortaba sin desmigarse, ¡como a mí me gusta!

En el momento de servir nuestro brazo, cortamos las 2 puntas para que quede más bonito, espolvoreamos con azúcar glas y decoramos con fresas y nata montad para pegar con la mermelada.

¡A disfrutar!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* Del libro de Joan Roca, Las mejores recetas de mi madre. Hice la mitad de la cantidad del libro y aun así me salió un brazo grande.

 

Compartir este post

Repost 0
8 abril 2016 5 08 /04 /abril /2016 06:53
UN POSTRE PARA CELEBRAR LAS FRESAS Y LA PRIMAVERA: TIRAMISÚ LIGERO DE RICOTTA Y FRESAS

Aunque os pueda parecer pesada con el tema, lo digo y lo repito, lo mejor que guardo de nuestra estancia en Italia es todo lo que he aprendido acerca de su gastronomía local, lejos a veces de la que conocemos fuera de Italia. Por eso he creado un índice de recetas italianas del blog que podéis ver pinchando aquí o en el logo.

El postre que os traigo hoy es una versión ligera del clásico tiramisú, en el cual usaremos ricotta (mi gran descubrimiento culinario del año 2013) en lugar del mascarpone y fresas frescas… ¡Una delicia absoluta! Aunque la receta os pueda parecer larga, casi se tarda más en escribirla que en prepararla.

 

Siempre que la he preparado esta versión con frutas ha tenido mucho éxito entre los comensales a partir de los 18 meses de edad :o) Claro que llevando fresas mitad del trabajo tenemos hecho :o)

Si buscáis más ideas para disfrutar de la plena temporada de los fresones, podéis ver pinchando aquí un recopilatorio de recetas con fresas del blog.

 

¡Feliz fin de semana a todos! Nosotros nos toca hacer de taxi. Nuestra princesita tiene una agenda social impresionante jejeje 

UN POSTRE PARA CELEBRAR LAS FRESAS Y LA PRIMAVERA: TIRAMISÚ LIGERO DE RICOTTA Y FRESAS

TIRAMISÚ LIGERO DE RICOTTA Y FRESAS

Para 4/6 personas

 

Para el coulis

300g de fresones

20g de azúcar glas

 

Para la mousse de ricotta

500g de ricota

120g de petit suis

30g de azúcar glas

1 hoja de gelatina

 

Para montar el tiramisú

125g de melindros

150g de fresas cortadas en daditos

El zumo de medio limón mezclado con los daditos de fresa

 

Para el coulis

Trituramos los fresones con el azúcar glas y reservamos en un plato hondo.

 

Para la mousse de ricotta

Rehidratamos la gelatina en agua fría.

Batimos la ricota con el petit suis y el azúcar procurando añadir cuanto más aire mejor.

Derretimos la gelatina 5 segundos en el micro y la añadimos a la mousse de ricota volviendo a mezclar muy bien.

Reservamos en una manga pastelera.

 

Para montar el tiramisú

Cortamos los melindros al tamaño de nuestras copas de presentación.

Los empapamos por ambos lados con el coulis de fresas y vamos montando las copas de la siguiente manera: melindros empapados, fresas, un poco de coulis, mousse de ricota y repetimos hasta llenar las copas.

Repetimos hasta agotar ingredientes y reservamos en la nevera por lo menos 2 horas.

Al no llevar huevo crudo, se pueden conservar sin problema 2 días pero no creo que podáis resistirles tanto tiempo :o)

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*cc: cucharita de café

**CS: Cuchara Sopera

Compartir este post

Repost 0
Published by Palmira - en Postres Fresa
Comenta este artículo
29 marzo 2016 2 29 /03 /marzo /2016 08:28
PARA DISFRUTAR DESPUÉS DE ESTOS DÍAS DE DESCANSO: MINI PETITS ECOLIERS DE PASCUA

Esta receta tenía que publicarse ayer… pero con el día festivo, ¡me olvidé darle al “publicar”! Aún que ya no sea el lunes de Pascua, como podéis ver, estas galletas son un bocadito de lo más rico, para merendar o para acompañar un café a media tarde…

 

Es una interpretación casera de los mini écoliers comerciales, estas galletas mitad galleta maría/mitad tableta de chocolate. Recuerdo que cuando estaba embarazada fue mi único antojo alimentario, eso sí, con chocolate negro y no con leche :o)

 

Claro que los podéis preparar con el chocolate de cobertura que más os guste y podéis ir variando las formas para que queden del tamaño que mejor os conviene. En este caso era en forma de huevo pequeño y de tableta de chocolate, que quería ir estrenando un molde para chocolate que tenía sin estrenar desde varios años.

 

Sin más, os dejo con la receta y os deseo una muy feliz semana.

PARA DISFRUTAR DESPUÉS DE ESTOS DÍAS DE DESCANSO: MINI PETITS ECOLIERS DE PASCUA

MINI PETITS ECOLIERS DE PASCUA

Para unas 25 galletas

 

Para las chocolatinas (de un día para otro, mejor)

120g de chocolate fondant 70%

120g de chocolate blanco de repostería 35%

 

Para las galletas de mantequilla

100g de azúcar de caña rubio

180g de mantequilla a punto pomada

1 buena pizca de sal

225g de harina blanca

50g de harina de arroz

1 huevo batido para dorar (opcional)

 

Para montar las galletas

Las sobras del chocolate de las chocolatinas

 

Para las chocolatinas

Empezaremos preparando las chocolatinas de chocolate blanco. Al baño maría, derretimos la mitad del chocolate blanco hasta que se deshaga por completo. Retiramos del baño maría y añadimos los 60g de chocolate blanco sobrantes cortados en trocitos. Mezclamos bien con una espátula y vertemos el chocolate en los moldes de silicona en forma de chocolatina. Sacudimos un poco la forma colocada en una bandeja para que se quiten las burbujas de aire, alisamos la superficie para que las chocolatinas queden bien planas y dejamos que se enfríen a temperatura ambiente unas horas.

Cuando estén, las desmoldamos y las reservamos en un lugar fresco y seco.

 

Repetimos la misma operación con el chocolate fondant negro.

 

Ojo, que todo el chocolate que quitemos cuando alisamos, lo guardamos en un bol pequeño que después lo usaremos para montar las galletas.

 

Para las galletas de mantequilla

Mezclamos con cuidado la mantequilla pomada con el azúcar y la pizca de sal hasta obtener una textura lisa y cremosa.

Mezclamos las 2 harinas y las añadimos en una sola vez a la mezcla de mantequilla y azúcar. Mezclamos bien con una espátula (o con las manos si nos parece más cómodo) pero sin llegar a amasar, que sino las galletas quedan menos crujientes.

Como la mayoría de masas de galletas de mantequilla, es una masa blanda pero no pasa nada, después de enfriarse se trabaja muy bien.

Colocamos la masa entre 2 hojas de papel de horno y con la ayuda de un rodillo la dejamos con un grueso de unos 3mm. La pasamos en la nevera y dejamos que tome cuerpo una hora o más.

 

Cuando estemos para hornear las galletas, calentamos el horno con calor ventilado a 160º. Forramos una bandeja de horno con papel vegetal y con la ayuda de unos cortapastas vamos recortando la masa y colocando las galletas en la bandeja del horno hasta agotar ingredientes.

Con cuidado vamos juntando las sobras de masa y alisándolas con el rodillo. Si la masa se ablanda demasiado, la pasamos unos minutos en el congelador.

Horneamos unos 15-20 minutos, dependiendo de nuestro horno. Las galletas tienen que quedar más bien blanquitas.

Esperamos 5 minutos antes de pasarlos en una rejilla para que se enfríen del todo y de guardarlas en una caja de lata.

 

Para montar las galletas

Cuando tendremos las chocolatinas y las galletas enfriadas, podremos montar las galletas. Es tan sencillo como derretir en el microondas las sobras de chocolate de las chocolatinas e ir pintando con una brocha la parte trasera de las chocolatinas y pegarlas a una galleta de mantequilla. Dejamos que se peguen bien antes de guardarlas en una caja de lata hermética.

 

Estas galletas se conservan muy bien, por lo menos 3 o 4 semanas en una caja metálica con tapa. Claro que cuesta que duren tanto :o) Son toda una tentación…

 

Bon profit!

Compartir este post

Repost 0
Published by Palmira - en Galletas Postres
Comenta este artículo
25 marzo 2016 5 25 /03 /marzo /2016 07:56
UNA TARTA QUE BIEN PODRÍA SER UNA MONA: TARTA DE FRESAS Y CHANTILLY DEL MIQUEL

Llevo varios años siguiendo muchos blogs, incluso he tenido la suerte de conocer en persona a algun@s bloguer@s y os puedo asegurar que varios de ellos me han servido de inspiración para mis comidas diarias.

 

Seguro que os suena el hecho de ver una receta y pensar que lo tenéis todo a mano y tener la cena resuelta. Pues esto me pasó con esta tarta de fresas y chantilly que publicó Miquel hará cosa de un año. Fue verla un viernes, estar invitados y encargados del postre el domingo y ponerme manos a la obra el sábado.

 

Como veis es una tarta sencilla y muy resultona… además que los sabores juntos saben a gloria: fresas y nata son una pareja ideal y el tuneo respeto a la receta original es que usé limoncello para el almíbar, un licor de limón italiano cuyo sabor combinado con la fresa me encanta.

 

Lamento no tener el corte pero la trajimos a una celebración con amigos y no me atreví a sacarle una foto del corte delante de todos :o)

Con esta receta participo en el concurso que organiza Cocinando con las Chachas para celebrar su 4º Cumpleblog.

Con esta tarta que bien podría ser una mona, ¡os deseo un muy feliz fin de semana santa!¡Qué lo disfrutéis mucho! Y si buscáis más ideas con fresas, aquí encontraréis varias :o)

 

UNA TARTA QUE BIEN PODRÍA SER UNA MONA: TARTA DE FRESAS Y CHANTILLY DEL MIQUEL

TARTA DE FRESAS Y CHANTILLY DEL MIQUEL*

Para 10/12 personas

Molde de 23 cm

 

Para el bizcocho

90g de harina

90g de azúcar

3 huevos

Pizquita de sal

Spray para los moldes

 

Para el almíbar (se tiene que elaborar el día antes o unas horas antes)

100g de agua

100g de azúcar

2 cucharadas soperas de Limoncello o licor de limón (opcional)

 

Para montar y decorar la tarta

500g de fresas

100g de almendras granillo tostadas

1 l de nata para montar

100g de azúcar glas

1cc** de esencia de vainilla

 

Para el bizcocho

Empezamos preparando el bizcocho.

Montamos el azúcar con los huevos hasta obtener una mezcla blanquecina y con mucho volumen. Tamizamos la harina y la añadimos poco a poco con una espátula con cuidado para que no se bajen los huevos.

Engrasamos con el spray dos moldes redondos de 23 cm y repartimos la masa pesando entre los dos moldes. Haciendo así, evitaremos tener que cortar el bizcocho.

Horneamos en el horno caliente con calor ventilado a 195º unos 10-12 minutos.  Reservamos en una rejilla para que se enfríen, moviéndolos un par de veces para que no se peguen a la rejilla.

 

Para el almíbar

Mezclamos el agua con el  azúcar y ponemos al fuego hasta la ebullición.

Cuando hierva, añadiremos el Limoncello y mantendremos la ebullición un minuto más.

Reservamos.

 

Para montar y decorar la tarta

Montamos la nata y cuando esté bien montada  le añadimos la esencia de vainilla y el azúcar glas. Mezclamos bien.

Ponemos unos 150 gr de esta nata montada dentro de una manga pastelera con boquilla rizada. Y reservamos en la nevera ambas cosas.

Limpiamos las fresas y las secamos, dejamos 6 lo más iguales posibles para decorar y el resto las partimos a cuartos y luego a trocitos. Reservamos.

Con las 6 fresas de decoración las partimos por la mitad. Ponemos sobre un plato de presentación una base de bizcocho y la empapamos con una brocha y el almíbar de limoncello.

Cubrimos con una capa de nata y encima una capa de fresas troceadas. Ponemos la otra capa de bizcocho por encima y volvemos a ponerle almíbar, fresas y terminamos con otra capa de nata.

Alisamos la superficie y con la nata que sobra cubrimos los laterales con la ayuda de una espátula.

Una vez alisada la tarta le añadimos las almendras tostados por el lateral con cuidado y presionando un poco.

Para terminar de decorar la tarta, con la manga pastelera con boca rizada que hemos reservado antes hacemos unas rosetas que decoramos con los fresones reservados.

Reservamos en la nevera hasta el momento de servir.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*La receta original la podéis ver pinchando aquí en el blog Les Receptes del Miquel.

**cc: cucharita de café

Compartir este post

Repost 0
Published by Palmira - en Postres Fresa
Comenta este artículo

De temporada125

   

 

He creado este blog para compartir mis recetas favoritas, caseras, de temporada y en alguna ocasión veganas.

Toda la filosofía de este blog esta aquí.

comeconmigoelblogdepalmira@hotmail.com

 

¿Buscas una receta? ¿Un ingrediente?

¿Necesitas ayuda para traducir?

 

Participo en:

World Bread Day 2016 (October 16)

molde-mania-logo.jpg

He participado en:

Aquí

Basarticle