Seguir este blog
Administration Create my blog
3 septiembre 2011 6 03 /09 /septiembre /2011 09:09

Mermelada de albaricoques y falsas almendras (18)

 

Cuando creé el blog, lo hice pensando en compartir mis recetas con amigos y familiares pero también para que me sirva de recetario personal. Hace unos años me fastidiaba que las recetas nunca me salieran igual, y era normal porqué siempre las preparaba a ojo… para algunas cosas, no era muy importante pero para las mermeladas a veces podía ser un desastre total ;o)

 

Así que esta semana me lanzo, publicando unas cuantas recetas de mermeladas que hemos ido preparando a lo largo del verano, ya que han salido tal y como nos gustan y ¡pensamos repetirlas idénticas el año próximo !

 Mermeladas 8625

Para que veáis que en casa nos tomamos muy en serio el tema de las mermeladas, aquí podéis ver nuestra producción de este año (sobrarían unas 5 del año pasado), me pareció tan impresionante cuando las recogía en la despensa que no me pude resistir y les saqué una foto ;o)

 

El año pasado, Polyanna era muy pequeña y no me vi con ánimos para “mermeladear”, preparé mis 2 mermeladas favoritas (la de melocotones y azafrán y la de claudias) y nada más. Así que este año, como teníamos la despensa vacía y que las mermeladas son una de las bases de nuestros yogures caseros (como aquí), preparamos como unos 80 potes de mermeladas, entre unos 15 sabores distintos. ¡Menudo invierno más rico hemos preparado!

 

Empiezo con una receta de mermelada de albaricoque, algo atrasada en temporada pero así no tendréis excusa para el año próximo. Es una receta para la gente con paciencia, ya que requiere quitar el hueso de los albaricoques y después romper la cáscara de estos mismos huesos para coger la almendra que llevan dentro.

Mermelada de albaricoques y falsas almendras (1)

Cuando era pequeña, mi abuela solía poner estas almendras dentro de un nudillo para dar un saborcillo a la mermelada de albaricoque y me encantaba cuando por casualidad me encontraba una de estas almendras “escapada” en una tostada… Así que este año nos decidimos y les quitamos el nudillo… ¡una delicia!

 

Yo creo que ya podemos ir pensando en futuras mermeladas y aprovecho la ocasión para deciros que he creado un índice con las recetas de mermeladas ya publicadas en el blog.

 

¡Feliz mes de setiembre a todos!

 Mermelada de albaricoques y falsas almendras (13)

MERMELADA DE ALBARICOQUES

Y “FALSAS” ALMENDRAS

para unos 8 potes

 

2,250 kg de albaricoques sin hueso (unos 2.7 kg enteros)

1,150kg de azúcar para mermeladas

2 sobres de gelificante para mermeladas (opcional)

Unos 10 g de mantequilla (pero se puede necesitar un pelín más)

Y mucha paciencia…

 

Pasamos los albaricoques por agua fría y dejamos que se escurran.

Cortamos los albaricoques por la mitad para quitarles el hueso y guardamos los huesos de todos los albaricoques.

Pasamos por la batidora unos 500g de albaricoques hasta transformarlos en un puré fino.

En un cuenco grande, mezclamos los albaricoques con el puré de albaricoques y el azúcar. Mezclamos bien y tapamos con papel film. Esperamos un par de horas (o una noche completa en la nevera) hasta que el azúcar forme un almíbar con la fruta.

Aquí está lo difícil de la receta: con la ayuda de un cascanueces, rompemos los huesos de los albaricoques para recuperar la “almendra” que contienen. Hay que tener un poco de fuerza y mucha paciencia pero realmente vale la pena.

Cuando terminemos, echamos sobre las “almendras” un poquito de agua hirviendo hasta cubrirlos y al cabo de unos 5 minutos los colamos. Así les quitamos la piel marrón sin ningún tipo de problema. Con la ayuda de un cuchillo, picamos estas falsas “almendras” ni muy finas, ni muy grandes. Las reservamos.

 

Cuando el azúcar está totalmente fundido, vertemos los albaricoques en su sirope en un caldero para mermeladas y ponemos a fuego vivo hasta que rompa a hervir.

Removemos constantemente para que la mermelada no se nos queme o pegue.

No pasa nada si se forma mucha espuma, después nos ocupamos de ella.

Dejamos cocer unos 7 minutos y probamos el punto con la prueba del platito*.

Si es necesario, le añadimos los sobres de gelificante preparados según las indicaciones del fabricante. Y mantenemos la ebullición 2 minutos más.

Cuando la mermelada esté en su punto, le echamos las falsas “almendras” y lo dejamos hervir 2 minutos más.

Echamos el trocito de mantequilla** y vemos como la espuma va desapareciendo. Si todavía queda un poco de espuma, le echamos otro poquito de mantequilla. Dejamos hervir 1 minuto más y ¡lista!

Vertemos la mermelada todavía hirviendo en los potes previamente escaldados y los dejamos boca abajo.

Esperamos por lo menos 48h antes de pasteurizar*** la mermelada si no la vamos a consumir en unas semanas. Así te durarán 2 o 3 años… ¡si no te las comes antes!

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

* La prueba del platito

Ya sé que existen varios métodos serios para averiguar si la mermelada está lista o no. Pero a mí, la que más me gusta, es la que suele usar mi abuela: cuando se empieza a preparar la mermelada, se pone un platito en el congelador y cuando se quiera averiguar si la mermelada está en su punto, se vierten una o dos gotas de mermelada sobre el platito. Si se corren en el plato, hay que añadirle algún tiempo de cocción. Si se aguantan, esto significa que la mermelada está lista.

Pero nunca hay que olvidar que todas las frutas no “cuajan” de la misma manera, o sea que la mermelada de fresa nunca será naturalmente tan firme que la de plátano por ejemplo.

 

** Leí el “truco de la mantequilla” para quitarle la espuma a las mermeladas en los consejos de los lectores o socios de alguna revista. Lo probamos con esta mermelada y es increíble como la espuma desaparece en un par de minutos. Así nos ahorramos tiempo y esfuerzo y ¡podemos aprovechar más mermelada, un buen pote en nuestro caso! Vamos que vale la pena probarlo por lo menos una vez…

 

*** Pasteurizar mermelada casera

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren meses (¡e incluso años!) a pesar de esto, siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido incluso me duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!).

 

1ProP por cada 3 cucharas soperas

Assiettebis.png

Compartir este post

Published by Palmira - en Mermeladas
Comenta este artículo

Comentarios

Mary 03/09/2011



Muchas gracias por tu receta de mermeladas. Da gusto ver tu despensa preparada para el invierno, yogures y tartitas de queso te esperan y a mí también porque veré tus deliciosas recetas...



Sole 03/09/2011



A mí me pasó lo mismo, el blog lo hice para compartir con algunos amigos que me iban pidiendo algunas recetas y también para tener mi "archivo" porque nunca lograba que me salieran iguales, ya
que no las guardaba o si lo hacía no las encontraba...


Excelentes mermeladitas. Aún tengo que animarme a hacerlas, pero ya sé de dónde sacaré unas cuantas recetas cuando lo intente, jeje



Marhya 03/09/2011



¡Guao, Palmira, me tienes admirada! el tema de las mermeladas no lo he tocado pero me estás picando con ello. ¡!5 sabores diferentes!!! Madre mía,voy a ir tomando nota poco a poco.


Besos.



ANABDN 03/09/2011



Qué pasada de tarros de mermelada, se ve que sois muy mermeladeros en vuestra casa. Lo de las almendras del hueso no lo había visto nunca, está claro que cada día se aprende algo nuevo.


Besos.



Ade 05/09/2011



80 potes de mermelada!!!!!!!!! 15 sabores diferentes!!!! Eres mi ídolo!! Yo este año aún me queda una por hacer, pero el resultado son 18 potes y 3 sabores... Pero
no llegan para terminar la temporada con las que se regalan, las que se usan para yogures, las de desayunos y las de algún postre. Siempre acabo comprando. Qué genial hacer tantas!!! Hoy me dejas
patidifusa!


Un beso gigante!



Carme 05/09/2011



Buenos días y muchas felicidades por el blog.


Veo que no conoces la técnica de envasar al vacío muchísimo más rápido y me veo con la obligación moral de compartirla con todos vosotros puesto que te ahorras muchísimo tiempo y trabajo:


Cuando la mermelada (o el tomate frito, o el puré de calabacín, o....) esté todavía caliente lo vertemos en cada bote, lo cerramos bien (con  la ayuda de un trapo si no os quemareis) y lo
poneis boca abajo hasta que enfríe. Él sólo hace el vacío.


La explicación es física pura: el aire caliente tiene mucho más volumen que el aire frío. El aire caliente, al enfriarse, disminuye el volumen y automáticamente crea el vacío.


Probadlo y ya me direis. Yo hace muchos años que lo hago siempre así y funciona. GARANTIZADO!!!


Un beso y un millón de gracias por compartir tu blog!!!


 


 



Arham 05/09/2011



Las mermeladas caseras siempre son mas saludables que las compradas porque no llevan conservantes ni colorantes. Mis felicitaciones.


Saludos



nur 05/09/2011



Palmira, que pasada!! pero si esto ya es fabricación masiva...Que envidia de mermeladas caseras. Yo cuando estaba en casa de mis padres si hacía más, pero ahora mismo..en mi cocina tan pequeña,
ni loca me pongo a hacer tanta mermelada...no tengo espacio donde hacerlas ni donde guardarlas... Pero me da mucha envidia..ver esa cantidad que tiene. La receta me ha encantado y sorprendido..no
sabía que se pudiera utilizar la falsa almendra como tu le llamas..que bueno!!



glutoniana 09/09/2011



Anda qué curiosas las falsas almendras. Todo te lo inventas :)



De temporada125

Sopas calientes logo creps

He creado este blog para compartir con vosotros mis recetas favoritas, caseras, sanas y de primera calidad.

Toda la filosofía de este blog esta aquí.

comeconmigoelblogdepalmira@hotmail.com

 

¿Buscas una receta? ¿Un ingrediente?

Loading

 

 

¿Necesitas ayuda para traducir?

Participo en:

aig 2014

lesreceptesquemagraden

hemc #65 - naranjas

molde-mania-logo.jpg

1306coc donahay ganador canal cocina

canal cocina 22 minutos

canal cocina colección de libros

 

ta-rtar-2015-02.jpg

MANDONGUILLES-2015-01.jpg

trufa 2014 12

He participado en:

Aquí

Basarticle