Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
3 octubre 2014 5 03 /10 /octubre /2014 08:35

Mermelada de melocotón y vino tinto (23)

Este año hemos “mermeladeado” mucho en primavera pero después lo sucedido a mi madre, las obras y la mudanza este verano ha sido más tranquilo… Por suerte, el año anterior habíamos preparado más de 100 botes de mermeladas variadas de melocotón así que creo que llegaremos hasta la próxima temporada de melocotones jejeje Pero por si acaso, ya iremos preparando mermeladas de otoño :o)

 Mermelada de melocotón y vino tinto (20)

Así que hoy comparto una de las recetas del pasado verano que nos encantó, como ya lo he comentado varias veces, me gusta mucho añadir un punto de alcohol a las mermeladas para potenciar su sabor o revelar matices… Sólo puedo deciros que la tenéis que probar… Y una de las maneras de probarla es participar en el sorteo de nuestro 5º cumpleblog, ¡¡¡tenéis hasta esta noche para participar!!!

 Mermelada de melocotón y vino tinto (2)

La foto del caldero a petición de mi prima Esther.


Os dejo con la receta, pero si queréis ver más trucos sobre cómo conseguir mermeladas perfectas podéis pinchar aquí. Y si buscáis ideas para preparar mermeladas distintas, seguro que aquí encontráis alguna.

 

¡Feliz fin de semana a todos!

 Mermelada de melocotón y vino tinto (6)

MERMELADA DE MELOCOTÓN Y VINO TINTO

Para 8/10 potes aproximadamente dependiendo del tamaño

 

1,450kg de melocotones pelados* y deshuesados cortados en 8 láminas (como 1,650kg enteros dependiendo de lo sanos que estén)

900g de azúcar para mermeladas

1 vaina de vainilla abierta por la mitad y con sus semillas sacadas con la punta de un cuchillo

30cl de vino tinto (vino del Priorat en nuestro caso, aunque no es que sale en la foto)

1 sobre de pectina gelificante para mermeladas (opcional)

 

En un caldero para mermeladas, mezclar los melocotones con el azúcar y la vainilla.

Ponemos a fuego medio hasta que el azúcar esté fundido y forme como un almíbar alrededor de los melocotones.

Paramos el fuego, pasamos en un cuenco grande, dejamos enfriar, tapamos con papel film y conservamos una noche completa en la nevera.

Al día siguiente, calentamos a fuego vivo hasta que rompa a hervir y dejar cocer unos 7 minutos.

En este momento, añadimos el vino tinto y esperamos a que vuelva a hervir.

Probar el punto con la prueba del platito**.

Si es necesario, añadimos un sobre de pectina según las recomendaciones del sobre y hervimos 2 minutos más.

Si se forma mucha espuma, o la quitamos con la espumadera o usamos el truco de la mantequilla (prefiero esta opción, así no perdemos nada de mermelada en la operación): añadimos un trocito de mantequilla (como una cucharita de café y vemos como la espuma va desapareciendo, si queda espuma, volvemos a empezar hasta que no quede más espuma. Dejamos hervir un par de minutos y listo).

Cuando la mermelada esté en su punto, verter todavía hirviendo en los potes y ponerlos boca abajo.

Esperar por lo menos 48h antes de pasteurizar*** la mermelada.

 

Bon profit!

 

Algunas informaciones útiles o no tan útiles

*Para pelar con facilidad los melocotones, primero los pasamos por agua, con un cuchillo afilado formamos una cruz en la parte opuesta al rabito y los pasamos 60 segundos contados en agua hirviendo, los pasamos enseguida en un colador y después de 5 minutos (para no quemarnos) se pelan sin ningún problema.

 

**La prueba del platito

Ya sé que existen varios métodos serios para averiguar si la mermelada está lista o no. Pero a mí, la que más me gusta, es la que suele usar mi abuela: cuando se empieza a preparar la mermelada, se pone un platito en el congelador y cuando se quiera averiguar si la mermelada está en su punto, se vierten una o dos gotas de mermelada sobre el platito. Si se corren en el plato, hay que añadirle algún tiempo de cocción. Si se aguantan, esto significa que la mermelada está lista. Pero nunca hay que olvidar que todas las frutas no “cuajan” de la misma manera, o sea que la mermelada de fresa nunca será naturalmente tan firme que la de plátano por ejemplo.

 

*** Pasteurizar mermelada casera

Suelo usar menos azúcar en mis mermeladas que en las recetas clásicas. Para que me duren meses (¡e incluso años!) a pesar de esto, siempre las esterilizo. ¿Cómo? Es muy sencillo: en la olla presión, 5 minutos al 2. ¡Y ya está! Así las puedo conservar varios años: algunas que se habían escondido incluso me duraron 3 años (más la verdad es que no lo sé porque ¡¡¡nunca he tenido mermeladas que duren tanto!!!). Algunas imágenes del paso a paso aquí.

 

 

1ProP por cada 3 cucharas soperas

nappetitre

Published by Palmira - en Mermeladas

¡¡¡Nos hemos mudado!!!

Ahora estamos en:

comeconmigo.net

  Únete al nuevo blog :o)

Toda la filosofía de este blog esta aquí.

comeconmigoelblogdepalmira@hotmail.com

 

¿Buscas una receta? ¿Un ingrediente?

¿Necesitas ayuda para traducir?

 

Participo en:

World Bread Day 2016 (October 16)

molde-mania-logo.jpg

He participado en:

Aquí

Basarticle